sábado. 01.04.2023

Río Duero Soria se estrena con victoria como campeón de Copa ante Emevé

El flamante campeón de la Copa del Rey, Río Duero Soria, logró estrenar su título con victoria en el regreso a la Superliga Masculina de Voleibol al doblegar por 3-0 (25-22, 25-18, 25-22) a Arenal Emevé en un encuentro muy complicado para los locales
soria_emevé-imgEs20230304104033Sli
Superliga Masculina

Los tres parciales fueron muy reñidos, pero la victoria se decantó para los locales gracias a la gestión de la recta final de cada parcial, donde se mostraron más inspirados que su rival.

Nunca es sencillo para un equipo campeón, que acaba de pasar una semana de celebraciones, volver a poner los pies en la cancha y ponerse el mono de trabajo. Y para Río Duero Soria, que hace menos de una semana levantaba el título de Campeón de la Copa del Rey 2023, no iba a ser diferente, con el juego menos fluido que en otras ocasiones. No ayudaba a los de Alberto Toribio la entidad del rival, un combativo Arenal Emevé que salía bien plantado en cancha.

Tras el equilibrio de los primeros compases del primer acto, Emevé se cobraba la primera ventaja a tener en cuenta con el 9-12, lo que obligaba al preparador local, Alberto Toribio, a parar el juego con un tiempo muerto. El equipo gallego se mostraba cómodo con la renta favorable, pero Vargas y Villalba tiraban de los sorianos en ataque para dar la vuelta al marcador (17-16). Emevé seguía manteniendo el tipo, aprovechando la aportación de Anane, muy efectivo en el bloqueo. Pero en la recta final de set, Moreno y las alas de Soria aparecían para cerrar el 25-22. 

En la reanudación las sensaciones del equipo de Soria no mejoraron, pero pese a todo, los de Alberto Toribio tenían la calma suficiente para mantenerse vivos en el set (6-8). El juego se convirtió en un duelo de alternativas, con Bouza y Alves muy contundentes en ataque en las bolas más complejas, mientras que Romaní abría el centro cuando la recepción gallega lo permitía. En el otro lado de la red, la figura de Pepe Villalba emergía en anotación para convertirse en una pesadilla para su rival. Por si fuera poco, Belda salía al saque y su secuencia de saque iba a servir a Río Duero Soria para sentenciar el juego con cierto margen (25-18). 

Poco duró la tranquilidad para los locales, pues el tercer parcial iba a ser el más complejo de todos. Toribio metía en juego a Manu Salvador y los gallegos iban a centrar todos sus esfuerzos en meter presión al invitado recién llegado. Jugador experimentado, Salvador aguantó el tipo, yendo de menos a más con el paso de los minutos en cancha y la mayor intensidad de juego. Claro que por entonces, Arenal Emevé contaba con un margen en el marcador muy interesante (10-13). Los sorianos no lograban parar ni a Bouza con sus diagonales cortas, ni a Alves por las alas, llegándose al 18-21 con ventaja visitante. Sin embargo, la presión no descompuso a los sorianos, Villalba lograba el cambio de saque y Belda metía presión con el saque para provocar un error de remate de Bouza (20-21). Al capitán gallego le iban a llegar a partir de ese momento todos los balones, comprometidos o no, sin que lograra la misma eficacia que durante el resto del partido. Mientras, en el otro lado de la red, Lorente seguía amortizando la fiabilidad de Villalba para remontar y cerrar el duelo (25-22).

Río Duero Soria se estrena con victoria como campeón de Copa ante Emevé
Comentarios