domingo 31.05.2020

CCOO y UGT Burgos piden un nuevo modelo económico y social basado en los derechos y el bienestar de las persona

Representantes de las centrales sindicales creen que la Unión Europea tiene ante sí una “oportunidad” para demostrar el compromiso social con los ciudadanos

Imagen de archivo de la Manfiestación del 1 de Mayo en Burgos.
Imagen de archivo de la Manfiestación del 1 de Mayo en Burgos.

La Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO) en Burgos han reclamado en el 1 de mayo, Día Internacional del Trabajo, un nuevo modelo económico y social, basado en los derechos y el bienestar de las personas, que  ponga en valor los servicios públicos  y sus trabajadores.

Asimismo, en relación a la situación actual que afronta el país debido a la crisis sanitaria del Covid-19, desde ambos sindicatos piden que se reconozca a los trabajadores su “valía y sacrificios por el bien común”, con unos salarios dignos acordes al coste real de la vida, que dote a los trabajadores de los equipos de protección adecuados para que “nadie ponga en riesgo su vida por realizar su trabajo”.

De la mano de sus representantes; el secretario general de CCOO Burgos, Ángel Citores y el secretario general de UGT en Burgos, Pablo Dionisio, recordaron que este primero de mayo no es como los anteriores, sino que se conmemora en medio de una crisis mundial de salud pública, por lo que quisieron poner en valor el trabajo de todos aquellos que luchan contra el virus, y que se han convertido en el “principal dique de contención frente a la pandemia”.

Con motivo del inicio del periodo de desconfinamiento, por el cual se retornarán muchas de las actividades paralizadas por el Covid-19, desde ambos sindicatos exigen a las empresas que actúen con responsabilidad. “Necesitamos la ayuda de todos para salir de esta situación, por eso pedimos que los ERTE no terminen convirtiéndose en procedimientos de extinción de empleo”, señaló Dionisio. 

Por ello piden a las instituciones que se muestren “vigilantes” para garantizar que esto se cumpla, recordando que a ellas les compete que se aproveche esta situación para “cambiar el modelo productivo del país, apostando por la investigación y el desarrollo”.

En este contexto señalan que es el momento del “acuerdo y la responsabilidad”, para evitar caer en “errores pasados”, por lo que piden apostar por una “inyección económica para empresas y ciudadanos”. Al respecto señalan que en esta tarea el papel de la Unión Europea es “fundamental”, puesto que tiene ante sí una “oportunidad para demostrar el compromiso social con todos sus ciudadanos”. 

Reivindicaciones

Desde ambos sindicatos, sus reivindicaciones para este 1 de mayo se centran en el trabajo como principal factor de cohesión social, ejemplarizado en este tiempo por los trabajadores de los sectores esenciales y de los servicios públicos, y de manera singular por todo el personal sanitario. Al respecto piden una condiciones de trabajo dignas y salarios suficientes, denunciando las reformas que se hicieron para “devaluar y precarizar el empleo”. 

Reivindican también el papel de la mujer trabajadora en una sociedad más igualitaria y justa. “Muchos de los sectores laborales que hoy están salvando vidas, facilitándonos la provisión de alimentos o evitando que se extienda la pandemia, son sectores feminizados, en los que muchas de estas trabajadoras no llegan ni a mileuristas”, señalan. 

Asimismo, en referencia a los servicios públicos señalan que estos deben ser considerados un bien social “ahora y siempre”, criticando los recortes que sufrieron durante la crisis de 2008. En relación a las políticas públicas (y también privadas) piden que atiendan sobre todo a las personas y sectores más vulnerables. En este sentido, afirman que hay que poner en marcha “cuanto antes” un Ingreso Mínimo Vital coordinado con nuestra Renta Garantizada de Ciudadanía. 

Por otro lado, reivindican también un Pacto de Estado y de Comunidad para combatir el Covid-19 y reconstruir la estructura económica y productiva, “garantizando que no se deje a nadie atrás”, y subrayando que tanto los sindicatos y organizaciones empresariales estan llamados a jugar un “papel determinante” en este proceso. 

En su escrito solicitan también una fiscalidad “más justa y progresiva, con una modulación coyuntural y con aportaciones excepcionales”. Dados los momentos actuales, piden que garantice unos servicios públicos de calidad para asegurar derechos básicos a las personas y una “ecuánime distribución de la riqueza y de las oportunidades”. Además señalan que esta fiscalidad debería disponer recursos tanto para la lucha contra la despoblación y los desequilibrios territoriales como para la protección económica y social de los colectivos más vulnerables. 

Por último, CCOO y UGT reclaman una estrategia económica y social para la salida de la crisis acompañada de un cambio de modelo productivo, respetuoso con el medio ambiente y asentado en el empleo estable y con derechos.

CCOO y UGT Burgos piden un nuevo modelo económico y social basado en los derechos y el...
Comentarios