miércoles 20/1/21

El funcionamiento del ramal ferroviario de Kronospán atraerá a Burgos a industrias de la madera

La Junta de Castilla y León aporta siete millones de euros a Kronospán, a fin de financiar al 50 por ciento del coste global de la actuación, que se espera tener finalizada en verano de 2021.
El Consejero de Fomento en la reunión con empresarios. Foto: JCYL.
El Consejero de Fomento en la reunión con empresarios. Foto: JCYL.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, han visitado, este lunes 28 de diciembre, el Centro de Transportes de Mercancías de Burgos, donde han mantenido una reunión con el Consejo de Administración.

En el encuentro entre Junta y empresarios, se ha informado de la apuesta y el compromiso claro del Gobierno autonómico en el desarrollo intermodal ferroviario a través de los ramales ferroviarios de los nuevos proyectos industriales. Entre ellos se encuentra el complejo industrial y tecnológico del sudeste de Burgos, donde la Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, aporta 7 millones de euros a la empresa Kronospan SL para cofinanciar -con una inversión total de 14,1 millones de euros- la construcción del nuevo acceso ferroviario que conecta el Puerto Seco con recinto aduanero y la terminal intermodal de mercancías de Villafría (dependientes del Centro de Transportes) hasta el punto kilométrico 4+800 (polígono industrial de Castañares, donde se encuentra la planta de Kronospan), próximo al Parque Tecnológico, destino final de este futuro enlace ferroviario de 5,3 km. de longitud total.

Mediante esta actuación se da un importante impulso al Parque Tecnológico de Burgos, con la localización en el mismo de los proveedores de Kronospan S.L., actualmente ubicados fuera del territorio de Castilla y León, propiciando la creación de un clúster del sector maderero y la instalación de nuevas empresas.

El desarrollo de este nodo intermodal ferroviario es una prioridad para Castilla y León como instrumento para el cumplimiento de las directrices de la Unión Europea respecto a la Red TEN-T, que demanda un esfuerzo de las administraciones públicas para impulsar el transporte de mercancías por ferrocarril con el objetivo de conseguir un sistema de transportes más competitivo, equilibrado y sostenible.  Esta actuación potenciará también la demandada reapertura del corredor ferroviario Aranda-Madrid (Corredor Atlántico Central), necesario para el desarrollo del tráfico de mercancías ferroviarias en dicho eje estratégico.

El Grupo Kronospan es uno de los mayores fabricantes mundiales de tableros de madera y cuenta actualmente con alrededor de 14.500 trabajadores y 43 emplazamientos productivos en Europa, EEUU y China.

Este grupo llegó a España en 2012, cuando compró el grupo burgalés Interbón, S.L. con dos fábricas en la provincia de Burgos: una en Salas de los Infantes y la otra en el Polígono de Castañares, en la zona industrial del Sudeste de Burgos.

Durante los últimos siete años, la empresa ha realizado en Castilla y León inversiones por encima de los 171 millones de euros, dando lugar a la fábrica más grande de tablero aglomerado y melanina de la península Ibérica, generando más de 2.240 empleos directos e indirectos y estando entre sus próximas estrategias la consecución del 100 % de la materia prima de procedencia del reciclaje, la duplicidad de las líneas de producción, y la venta de sus productos y expansión por el norte de África.

El Centro de Transportes de Burgos

El Centro de Transportes de Burgos (CTB) nace en 1980, siendo uno de los más antiguos de España y en su dilatada experiencia, ha sido modelo de gestión, de continua expansión y crecimiento, siendo una importante infraestructura de almacenamiento y distribución de mercancías. El Centro cuenta con un Puerto Seco con recinto aduanero y una Terminal Intermodal Logística –Terminal de Mercancías de Villafría- con un movimiento superior a 800.000 Tm/año. La Junta de Castilla y León aportó para el desarrollo de este enclave 2.371.000 euros. Se configura como una sociedad anónima con accionariado, en la que la Junta de Castilla y León participa en la actualidad con un 7,4% del capital social, siendo el resto de socios la Diputación de Burgos, el Ayuntamiento de Burgos, la Cámara de Comercio de Burgos y 2 cajas de ahorro.

En la actualidad, el Centro de Transportes tiene ocupados y a pleno rendimiento sus 300.000 m2 de superficie, por lo que en el año 2017 llevó a cabo un estudio de viabilidad y de mercado para su ampliación. La Junta – a través de la Consejería de Economía y Hacienda- concedió en el año 2018 una subvención a este Centro de Transportes de 3.300.000 euros para cofinanciar junto al Ayuntamiento de Burgos y al CTB (a tres partes iguales) su ampliación que abarcará una superficie de 220.000 m2 de terrenos, con una inversión total de 9.900.000 euros.

Acceso ferroviario desde el Puerto Seco hasta el Parque Tecnológico de Burgos

Vinculado con este enclave del CTB está el acceso ferroviario al complejo industrial y tecnológico del sudeste de Burgos, de 5,3Km de longitud total, que conectará el Puerto Seco de la Terminal de Mercancías de Villafría con el polígono industrial de Castañares y que habilitará la conexión del Parque Tecnológico de Burgos con el Puerto Seco. Actualmente se está tramitando el Proyecto Regional que servirá para dar cobertura jurídica al proyecto de ejecución de la derivación ferroviaria, cuyo coste estimado total es de 14.187.837 euros, y para el que la Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, ha concedido en diciembre de 2020 una subvención a la empresa Kronospan S.L por importe de 7.000.000 de euros –en el marco del Acuerdo 7/2020, de 13 de febrero, por el que se declara proyecto industrial prioritario del Grupo Kronospan en Burgos (2019-2024)-, para cofinanciar la ejecución del tramo del ramal ferroviario comprendido entre la Terminal de Mercancías de Villafría -Puerto Seco de Burgos- y el PK. 4+800, próximo al Parque Tecnológico de Burgos.

La ejecución de este acceso ferroviario supone también el impulso del Parque Tecnológico de Burgos, con la localización en el mismo de los proveedores de Kronospan S.L., actualmente ubicados fuera del territorio de Castilla y León y propiciando la creación de un clúster industrial del sector maderero y la instalación de nuevas empresas.

Esta actuación potenciará también la demandada reapertura de la línea Madrid-Aranda de Duero-Burgos, formando parte de un nuevo Corredor Ferroviario Central Directo (Bilbao-Madrid-Algeciras), necesario para el desarrollo del tráfico de mercancías ferroviarias en dicho eje estratégico, y como infraestructura estrechamente ligada al potencial logístico e industrial de la provincia de Burgos, y, por ende, de Castilla y León.

La intermodalidad ferroviaria de los nuevos proyectos industriales

“Estas actuaciones ponen de manifiesto la apuesta y el compromiso claro de la Junta de Castilla y León en el desarrollo de la intermodalidad ferroviaria a través de los ramales ferroviarios de los nuevos proyectos industriales, entre los que está el del complejo industrial y tecnológico del sudeste de Burgos”, ha señalado el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones.

La política de transportes de la Junta de Castilla y León se ha dirigido a apoyar técnica y económicamente aquellas infraestructuras que, por sus características y ubicación, constituyan o puedan constituir un elemento dinamizador de la economía regional y sirvan de factor de cohesión territorial.

En esta línea conviene destacar la apuesta de la Junta de Castilla y León por la terminal ferroviaria del polígono industrial de Prado Marina, en Aranda de Duero, vinculada a la industria del acero, con una aportación de 3,5 millones de euros para su ejecución.

Es reseñable el papel del sector ferroviario para la aplicación de las políticas de la Unión Europea (UE) y ha de servir para poner sobre la mesa la necesidad de culminar la red de infraestructuras vinculadas a la Red TENT-T, -con el objeto de convertirla en la columna vertebral de la economía de la UE y premisa fundamental para conectar las principales rutas de transporte, al tiempo que contribuir a una distribución logística más ecológica en la UE fomentando además la intermodalidad en el transporte como como reto de futuro que nos permita mantener un sistema de movilidad sostenible que aproveche los puntos fuertes de cada modo de transporte.

En el marco del Corredor Atlántico entre Miranda de Ebro y Fuentes de Oñoro

Es necesario recordar que el Corredor Atlántico nº 7, que atraviesa Castilla y León desde Miranda de Ebro hasta Fuentes de Oñoro, en la frontera con Portugal, es una pieza fundamental para la cohesión territorial de Castilla y León y de España. “Por ello necesitamos avanzar en el desarrollo de las infraestructuras vinculadas al Corredor Atlántico y necesitamos superar los problemas estructurales actuales, fundamentalmente vinculados al desarrollo ferroviario de nuestra Comunidad (electrificación, longitud de trenes, implantación de sistemas de seguridad ERTMS, velocidad de líneas y carga por eje), y al actual reparto de la cuota modal entre los distintos modos de transporte”, argumenta el consejero de Fomento y Medio Ambiente. “Aunque al respecto se manejan diversas cifras -añade Juan Carlos Suárez-Quiñones-, todas ellas confluyen en hablar de un desigual reparto de cuotas modales que en España se situarían en una 85% para la carretera, 12% para el transporte marítimo y, del 3% para el transporte ferroviario (frente la media europea cercana al 17%)”.

“Se trata de trabajar en pro de proyectos empresariales que son de todos y en el que todos debemos estar -argumenta Suárez-Quiñones-, porque significan vertebración territorial y económica, nuevas oportunidades y calidad de vida para nuestros ciudadanos/as”.

El funcionamiento del ramal ferroviario de Kronospán atraerá a Burgos a industrias de...
Comentarios