sábado 18/9/21

Ganaderos y centrales agrarias no entienden la decisión del Gobierno de no poder cazar al lobo, pese a los ataques a rebaños

En ganaderías ovinas  de Palacios de la Sierra y Vinuesa los lobos diezmaron las cabañas ganaderas de ovino en sucesivos ataques. Desde la Unión de Campesinos Coag se pide la dimisión de la Ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico.
undefined
Rebaño de ovejas en la entrada de un pueblo.

Ganaderos y cazadores de pueblos de la comarca pinariega han mostrado su indignación por la decisión de la Comisión Estatal del Patrimonio Natural, convocada por el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, para proteger al lobo y evitar su cacería en terrenos ubicados al norte del río Duero.

A los propietarios de ganado se suman también las reacciones contrarias desde la Junta de Castilla y León y las centrales agrarias, al ver peligrar cabañas ganaderas que son hoy sustento y motor en distintas zonas rurales de la Comunidad, algunas de ellas en la comarca pinariega.

"Todos tenemos que vivir, y a mí me perjudica que se proteja al lobo", comenta Félix Martín, ganadero de Palacios de la Sierra, quien cree que se debe de proteger más a los rebaños de ovino, de los ataques del animal. Sin embargo, Félix también reconoce que no se puede exterminar al lobo, pero sí "controlarlo y compensar las pérdidas a los ganaderos"

Félix cuenta hoy con 51 ovejas, y llegó a tener 962. Fueron estos ataques constantes del lobo, - que llegó a eliminar directamente a un centenar de reses de ovino en algunos de los años-, los que influyeron para que fuese dejando la ganadería ovina, y se pasaba a la de vacuno. "Ya no era sólo las que sacrificaba el animal, sino cerca de 200 que tenían secuelas por estos ataques", aunque reconoce el ganadero que "desde la Junta de Castila y León se han portado muy bien, y se ha indemnizado por la pérdida de estas reses".

En enero de 2017, los lobos atacaron a una explotación de ovino de carne en extensivo de Vinuesa, provocando la muerte de cuatro ovejas y la desaparición de un importante número de reses. El suceso se produjo en la orilla del Embalse de la Cuerda del Pozo en la zona de Herreros, espacio donde ya se habían sufrido otros tres ataques más.

El Gobierno ha sometido a consideración de las Comunidades una decisión que, según la Unión de Campesinos Coag, "viene acariciando largamente no con el objetivo de organizar adecuadamente la convivencia entre la ganadería y las especies silvestres, sino con la idea de dar curso a la ideología de los grupos ecologistas". La conclusión es que el organismo ha decidido que el lobo deje de ser especie cinegética en toda España. O sea, que no se pueda cazar. El trámite ahora irá de la mano del Ministerio hasta su definitiva conversión en norma.

Desde Coag se pide la dimisión de la titular del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, así como del Secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, porque "su empeño en desplazar a los ganaderos del campo ha cristalizado por fin hoy, en la sesión de la comisión del patrimonio natural" 

La central agraria desarrollará "cuantas acciones estén a su alcance para evitar que la votación de acabe convirtiéndose en ley. En Coag Castilla y León se plantean también romper todas sus relaciones con el PSOE y con Unidas Podemos, "formaciones políticas que han coadyuvado a que se perpetre esta agresión a los derechos de los ganaderos".

Ganaderos y centrales agrarias no entienden la decisión del Gobierno de no poder cazar...
Comentarios