jueves. 18.08.2022

El sector maderero muestra su malestar por no poder trabajar en el monte y tener las empresas paralizadas

Desde el colectivo no se entiende cómo se permiten actividades lúdicas en parajes de Pinares y se prohíbe la práctica de su trabajo, esencial para la economía nacional

extraccion-de-la-madera
Trabajos de extracción maderera. Foto: maderea.

Representantes de empresas del sector maderero en la comarca de Pinares muestran su malestar por no poder realizar durante estas semanas su trabajo en los montes debido a la declaración de riesgo alto de incendios por parte de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, según un comunicado envidado en la tarde del viernes 22 de julio.

Los trabajos en los montes están perfectamente controlados y vigilados de forma minuciosa por parte de las empresas encargadas de su ejecución. Así como en la provincia de Soria hemos tenido que sufrir por desgracia, devastadores incendios por las chispas de maquinaría que trabaja el campo de labor, nunca se ha originado el fuego por el trabajo en la tala y extracción de la madera.

Desde el colectivo lamentan que gran parte de las industrias del sector se encuentren paradas, cuando han formado parte de esos sectores indispensables en la economía nacional, y por lo tanto no han parado su producción en los meses duros del confinamiento por la pandemia del covid-19.

El sector no entiende cómo sus empresas no pueden trabajar, y se permite la celebración de concentraciones, festivales o eventos deportivos, como los que están teniendo lugar este verano, que pueden poner en riesgo la conservación del monte, y convertirse en focos incontrolados de peligro para el entorno.

La paralización de las empresas madereras va a llevar consigo una ralentización en el suministro del producto a industrias, particulares y entidades, provocando un parón de consecuencias negativas para la economía nacional.

Los madereros exigen el mismo trato que a otros colectivos del sector primario, que vienen realizando los trabajos de cosecha, atención de fincas y recolección de manera normalizada.

Los afectados están dispuestos a adoptar medidas de protesta y manifestación para mostrar su malestar ante estas decisiones que consideran injustas y discriminatorias y que atentan contra uno de los pilares del desarrollo económico de toda una comarca.

El sector maderero muestra su malestar por no poder trabajar en el monte y tener las...
Comentarios