martes. 29.11.2022

Conexiones con cable y WiFi, ¿Tienen sentido tras la llegada del 5G?

Durante los últimos meses se está hablando mucho del 5G y de su irrupción en varias ciudades españolas. Las velocidades de este nuevo protocolo de comunicación son mucho más altas que las de su predecesor, el 4G. Si a todo esto además le sumamos que las diferentes compañías telefónicas ya están ofreciendo tarifas competitivas que incluyen el uso de esta nueva red, la pregunta está servida. ¿Tendrá sentido seguir contado con una red WiFi o fibra óptica en tu casa o trabajo?
Source/Fuente: Pixabay
Source/Fuente: Pixabay

Diferencias entre 5G y el WiFi 5G

Antes de responder a esta pregunta, hay que diferenciar entre lo que conocemos como 5G y las redes que se conocen bajo el nombre de WiFi 5G, que incorporan muchos routers y otros dispositivos disponibles. De primeras podemos decir que esta son tienen ninguna relación con las nuevas redes 5G. Estas conexiones reciben este nombre porque operan en frecuencias de 5 Gigahercios (GHz), a diferencia de las conexiones de este tipo más antiguas. Diferenciar estas dos conexiones es muy importante, ya que nos puede llevar a errores a la hora de elegir el servicio que contratamos.

En cuanto a las redes 5G, debemos remarcar que tanto la latencia como la respuesta y transferencia de datos, así como su velocidad y el número de dispositivos conectados. Esto nos haría poder descargar contenido en cuestión de segundos en lugar de minutos, como por ejemplo la temporada de esa serie que estamos viendo; o acceder a contenido que requiere una conexión estable como las videollamadas sin interrupciones; la habilidad no solo de acceder a juegos de casino en vivo o online que requieren una conexión estable, sino de ofrecer juegos aún más potentes, si cabe; o videojuegos, no olvidemos que cada vez son más los títulos que optan por lanzar al mercado una versión móvil de sus juegos. Todo esto podría hacer que esta tecnología se llegase a convertir en la elegida por los usuarios, no solo para transferir datos, sino para sus quehaceres diarios, por encima de la actual fibra óptica o el WiFi. Pero para que esto se haga realidad aún hay que trabajar en las infraestructuras que se necesitan para ofrecer este servicio en todo el territorio nacional.

Evolución de la tecnología WiFi en los últimos años

Pero parece que la tecnología WiFi no se quiere dar por vencida, por lo que ha continuado evolucionando. Ya podemos encontrar en el mercado equipos compatibles con las redes WiFi 6, que aún podrían ser tratadas como una rareza, ya que no son muchos los que lo hacen. Este nuevo tipo de servicio ofrece velocidades de descarga de hasta 1 giga con una frecuencia de 2,4 GHz, que se incrementa hasta 4,8, teóricamente, en la banda de 5GHz. ¿Lo más interesante de esta conexión? Que puedes conectar diversos dispositivos a la vez, a diferencia de las redes 5G que solo permiten la conexión de un dispositivo único, aunque este pueda ser el propio router.

De hecho ya existen en el mercado dispositivos de este tipo. Este aparato actúa como recibidor de la señal 5G y la distribuye como lo hace un router conectado a la fibra óptica. Lo curioso de esto es que para utilizar una red inalámbrica que pueda sustituir al cable no es necesaria una conexión 5G.

Las conexiones con cable frente a las inalámbricas

Hay un hecho que no podemos negar y es que, por el momento, los cables de red siguen siendo uno de los métodos más seguros para transmitir datos. Cosa que parecen tener muy en cuenta las diferentes compañías que ofrecen el servicio, ya que se han propuesto llevar el servicio no solo a las principales ciudades, sino a todas las localidades españolas, de modo que los pedarnelenses, como otros, puedan disfrutar de una de las redes más seguras y versátiles por el momento. Son muchos los dispositivos que, a día de hoy, siguen utilizando una conexión con cable, debido a la alta transferencia de datos que suelen permitir. Además, siempre es más segura una conexión utilizando un cable que una red inalámbrica, sin importar si es 5G o WiFi. Por lo que algunos usuarios no querrán dejar abandonarlas.

Sea como sea, aún sigue siendo un tema que está un poco en el aire, al menos hasta que la tecnología 5G se extienda un poco más. Y como bien sabemos no es algo que vaya a ocurrir de un día a otro, sino que requiere de tiempo. Lo que parece que si está un poco más claro es que las WiFi de tipo público irán desapareciendo con el 5G, al menos en aquellos países que cuenten con las estructuras para ofrecer esta.

Conexiones con cable y WiFi, ¿Tienen sentido tras la llegada del 5G?
Comentarios