martes. 05.03.2024
20160924_194055

La ausencia de lluvias y las altas temperaturas están complicando la proliferación temprana de las setas en la comarca pinariega. El calor y la falta de precipitaciones en agosto ya auguraban un retraso que se ha acentuado en el mes de septiembre. 
Oficialmente,- y lo decimos unido a la regulación mayoritaria que se está implantando en distintos territorios-, la temporada comenzaba el pasado uno de agosto. Desde entonces, poco se ha recogido. La amanita cesárea, que entre junio y julio se ha hecho abundante otras veces, no ha tenido su verano.

En las zonas más verdes y húmedas, se está recogiendo el 'cantharellus Lutescens', la conocida como 'Gula del monte' y empiezan a fructificar los primeros nícalos.

Las previsiones no son buenas para estos próximos días, y no se contempla la llegada de precipitaciones, posibles, pero a priori escasas, para el domingo 2 de octubre. Algunos recolectores temporeros ya han llegado a pueblos de la comarca. Parte de ellos, se están dedicando a la recolección de otros frutos del bosque, como las endrinas.

En las últimas semanas, de uno de los temas de los que más se ha hablado ha sido el nuevo decreto de regulación del recurso micológico silvestre en Castilla y León, elaborado por los técnicos de la Junta de Castilla y León, y que fue presentado el pasado 9 de agosto en la Casa del Parque de La Laguna Negra y los Circos Glaciares de Urbión, ubicada en Vinuesa. Las sugerencias al decreto, que la Junta quiere aprobar antes de que acabe el año.

Buena parte de los municipios de la comarca pinariega, están integrados en el área regulada de la Unidad de Gestión Montes de Soria, a la que este año se suman Canicosa de la Sierra  y Regumiel de la Sierra. Covaleda y Neila tienen su propia regulación que abarca cada término municipal, y parte de los municipios regulados forman parte de la unidad de Pinares Sur.

En Asociaciones, la Micológica de Navaleno prepara un elenco de actividades culturales y ambientales que se extenderán desde el 12 de octubre hasta el 1 de noviembre, durante las fiestas y fines de semana.

La 'gula del monte' anvanza una campaña de setas que se comienza a ver con preocupación