sábado 23/10/21

David de Pedro, desde Canicosa de la Sierra: “Les hacía mucha falta el contacto con los familiares”

El centro residencial de mayores, ubicado en Canicosa de la Sierra, cuenta con 49 de las 50 plazas ocupadas
fachadaprincipalresidencia
Fachada de la Residencia Sierra de la Demanda de Canicosa de la Sierra.

Poco a poco se va recuperando la normalidad en las residencias de mayores de toda España y también, como no, en las de la comarca de Pinares. Ejemplo de ello lo podemos ver en la residencia de Canicosa de la Sierra ‘Sierra de la Demanda’, donde desde hace meses que se han comenzado a retomar rutinas anteriores al Covid-19.

Esta residencia se constituye como un Centro Multiservicios y se encuentra ubicado en pleno casco urbano de la localidad. Desde la dirección liderada por David de Pedro, se afirma que poco a poco está volviendo la normalidad en el centro, “aunque con limitaciones, pero ya pueden salir los residentes a la calle, las visitas pueden llevar de paseo a sus familiares, etcétera”, explica De Pedro, señalando la falta que les hacía ese contacto con sus seres querido: ”a los residentes les hacía mucha falta el contacto con los familiares”.

Confiesa su esperanza en que pronto vuelva la normalidad absoluta. “La verdad es que deseamos y esperamos que pronto llegue esa normalidad total, y creo que, poco a poco, estamos recuperándola, pero no debemos relajarnos pues esto no ha terminado, el peligro sigue en la calle y la evolución actualmente es preocupante”, explica De Pedro.

La residencia ‘Sierra de la Demanda’ ha estado durante todo el año 2020 realizando ingresos, “pues cumplíamos con los requisitos para ello”, explica el director del centro. Cuenta con 50 plazas y en la actualidad tienen a 49 residentes, manteniendo una plaza vacante por si tuvieran que realizar algún aislamiento por Covid.

La residencia cuenta con 22 habitaciones dobles y 6 individuales de las cuales cuatro tienen terraza. “Disponemos de una Unidad de Convivencia para 16 usuarios con cocina-comedor y sala de estar. En planta baja, el centro dispone de tres salas de estar con TV, una sala de terapia ocupacional y otra con gimnasio para rehabilitación. La residencia cuenta con un amplio jardín”, añade De Pedro.

La atención que se ofrece en la residencia de Canicosa “es muy cercana al usuario y al familiar”. Así se define el trato por parte de la dirección, desde sonde se trabaja a diario para “velar por las necesidades del residente, pues disponemos de personal de referencia para cada usuario. Además de los servicios propios para el cuidado y atención directa de los residentes, contamos con servicio de rehabilitación, terapeuta ocupacional, podología y peluquería. Durante el confinamiento habilitamos una sala con un televisor para realizar videollamadas con los familiares y en la actualidad lo seguimos utilizando, pues muchos familiares de otras comunidades autónomas todavía no pueden desplazarse”.

David de Pedro, desde Canicosa de la Sierra: “Les hacía mucha falta el contacto con los...
Comentarios