lunes 29/11/21
CON TAN SOLO 32 AÑOS ESTÁ CONQUISTANDO AL PÚBLICO

Raíces serranas en una de las voces promesa de la ópera española

A los nueve años comenzó su andadura en la música y hoy, esta serrana afincada en Pamplona y con numerosa familia en Quintanar de la Sierra, es una de las voces jóvenes más valoradas de los escenarios

3

Los mejores escenarios nacionales e internacionales ya conocen la voz de una de las promesas de la ópera en este país. Se trata de la quintanara afincada en Pamplona Ariadna Martínez, una joven que con tan solo 32 años está conquistando al público con una profesionalidad forjada para la música desde los nueve años.

Los críticos dicen de ella que cuenta con una voz “muy bella y timbrada, con perfecta afinación y una técnica depurada e interpretación escénica formidable”. Tanto es así que consiguió conquistar al exigente público chino en el ‘National Centre for Performing Arts’ de Pekín donde actuó consiguiendo uno de sus mayores éxitos cosechados hasta el momento.

Quintanar de la Sierra es para Ariadna Martínez un lugar donde regresar a sus orígenes. “Allí está mi familia, mis raíces, un sitio donde encuentro tranquilidad y afecto. Pensar en Quintanar es pensar en mi infancia, en los buenos ratos, en el monte, en ese olor a madera tan característico… Aunque no voy tanto como me gustaría, cada vez que estoy allí es como una inyección de energía positiva, tengo una familia estupenda”, confiesa emocionada.

Declara esta serrana que los personajes a los que más le gusta interpretar son “los que tienen carácter, e incluso las “malvadas”, son mucho más interesantes y tienen más matices a la hora de interpretar. Pero, en general, me gusta cualquier tipo de rol, siempre es un reto profundizar en los diferentes personajes y mostrárselos al público”, señala.

1

“Desde que recuerdo siempre he estado cantando”, confiesa Martínez al echar la vista atrás y recordar los comienzos de un largo camino musical con catorce cursos, “me acuerdo de estar en la piscifactoría de Quintanar con toda mi familia y alguna de mis tías me preguntaron qué quería ser de mayor y yo respondí que cantante. Lo que no sabía entonces era que iba a ser la ópera la que me enganchara. Empecé a estudiar música y a cantar en la escolanía de Llodio, cuando seguí mis estudios en el conservatorio de Navarra empecé a estudiar canto lírico, desde entonces no he podido dejarlo. Cuando me fui especializando y tuve mis primeras experiencias en el escenario me fui enganchando, de tal manera que la ópera ya forma parte de mi misma”.

Ariadna Martínez dice estar en un continuo aprendizaje, “la música lo exige, tienes que seguir formándote siempre. Yo realizo constantemente muchos cursos de canto, tanto aquí en España como en el extranjero”.

Para ella, poder vivir de la ópera es algo al alcance “solo de los mejores. Tal y como está la situación de la cultura en España ahora mismo, hay que ser una de las mejores para poder vivir dignamente de esto”. Mira al futuro con ilusión y con ganas de “seguir luchando para seguir haciendo lo que más me gusta: la ópera”, concluye.

Ariadna1

Raíces serranas en una de las voces promesa de la ópera española
Comentarios