lunes. 26.09.2022
Una institución en la comarca de pinares

La residencia de Santa María de Salas de los Infantes cumple 35 años superando con éxito el peor momento de la pandemia

Su directora hace balance de lo que han sido estos 35 años en una Fundación que tiene un carácter social y sin ánimo de lucro que gestiona un Patronato para prestar atención cercana, individualizada y de calidad. Las Hnas. Carmelitas Misioneras, fueron en sus inicios, las encargadas de hacer su labor misional prestando los cuidados a los residentes. En un año marcado por la pandemia, desde el patronato se agradecen todas las donaciones que han llegado de entidades, empresas y sobre todo particulares.

RESIDENCIA CON ROSAS
Exterior de la residencia de Santa María de Salas de los Infantes.

El 19 de marzo, nuestra RESIDENCIA SANTA MARÍA de Salas de los Infantes, cumple 35 años. La necesidad de prestar este servicio en la zona, hizo que el Párroco del momento D. Bernardo García Revilla, apoyado por un grupo de voluntarios pusieran en marcha este proyecto que hoy es una realidad y un referente en la comarca. Somos una Fundación de carácter social y sin ánimo de lucro, gestionada por un Patronato, con el único fin de prestar atención cercana, individualizada, de calidad y con calidez.  Desde su creación estamos atendiendo y luchando por el bienestar de nuestros mayores. Asociados desde hace unos años a LARES (Federación de Residencias y Servicios de Atención a los Mayores – Sector Solidario).

Las Hnas. Carmelitas Misioneras, fueron en sus inicios, las encargadas de hacer su labor misional prestando los cuidados a los residentes. Con el paso de los años, la escasez de Hnas., el cambio de normativa y la exigencia de ésta, hizo que hubiera que ir cogiendo cada vez más personal cualificado para dar cumplimiento a la misma, así como acometer obras de gran envergadura para adaptar un antiguo hotel a una residencia.      

Durante estos años, se ha atendido a más de 300 usuarios, para nosotros no solo son usurarios sino 300 familias, nuestro mayor interés, que se sientan en su casa y en familia. También tenemos que sumar los del servicio de comedor, de más reciente creación. Ni que decir tiene la cantidad de trabajadores que han pasado por aquí, 35 años dan para mucho.

Queremos poner en valor y somos conscientes de la situación tan difícil que vive el medio rural, por este motivo intentamos que todos los recursos económicos que generamos reviertan en los negocios de la zona, estando muchos de nuestros proveedores aquí localizados.

Efectivamente 35 años dan para mucho. Cada año superando dificultades, problemas, cumpliendo siempre con la normativa vigente en cada momento, buscando siempre el bienestar de nuestros residentes. 35 años de buena gestión, fruto de contar con un buen equipo directivo, buenos trabajadores y el compromiso de todos los miembros que forman y han formado el Patronato Santa María.

De estos 35 años, este último para no recordarlo, en la mayoría de los casos nos ha cambiado la vida. Un año presidido por la pandemia del coronavirus. En el mes de octubre sufrimos un brote en la residencia.  Lo que nos ha supuesto un coste irreparable de vidas humanas. Y, por consiguiente, la perdida de plazas de residentes. 13 plazas libres de 49. (De las cuales 7 siguen estando vacantes) Esta situación nos generó un grave problema y una situación insostenible económicamente. Nos vimos en un momento critico en el que tuvimos que pedir ayuda, poniendo en marcha una campaña de donativos.

LA PUTA PANDEMIADesde el Patronato queremos agradecer todas las donaciones que nos han llegado. Aportaciones de entidades, empresas y la mayoría de particulares. Las aportaciones económicas ya están ayudando a cubrir los gastos que hubo que afrontar para contratar de refuerzo y sustitución de personal, los gastos corrientes de la residencia, y los gastos de materiales y equipos de Protección Individual (EPIS). Destacar, que este impulso económico fue muy, muy, importante y necesario.

Pese a la situación tan dura y difícil que todos estamos viviendo, que   empresas, personas y entidades, hayan hecho este esfuerzo nos ha supuesto sentirnos reconocidos, apoyados y respaldados. Nos ha dado un empuje de motivación, ilusión y fuerzas para el futuro.

Queremos reiterar nuestro agradecimiento por las aportaciones recibidas, así como los gestos de apoyo y el ofrecimiento personal.

Por último, reconocer y agradecer a todo el personal el sobreesfuerzo, el sacrificio que han tenido que hacer para sacar la residencia adelante. También queremos expresar nuestro agradecimiento a los organismos que nos han ayudado, y en especial al Centro de Salud de Salas de los Infantes.

La residencia de Santa María de Salas de los Infantes cumple 35 años superando con...
Comentarios