domingo 07.06.2020

Sacerdotes de la provincia de Burgos renuncian a parte de su sueldo para crear un fondo de solidaridad a través de Cáritas

Con el fin de paliar las consecuencias económicas que está ocasionando la crisis económica y sanitaria.
Despedida del anterior sacerdote titular de la parroquia de Salas.
Despedida del anterior sacerdote titular de la parroquia de Salas.

La Archidiócesis de Burgos propone a los sacerdotes y diáconos renunciar voluntariamente a parte de su sustentación mensual para destinarlo a Cáritas diocesana, con el fin de crear un fondo de solidaridad que ayude a paliar las consecuencias económicas derivadas de la pandemia provocada por el Covid-19.

El objetivo es que esta entidad pueda hacer llegar sus ayudas en próximas semanas y meses, para poder paliar en parte la situación de las familias más vulnerables ante la crisis del coronavirus. Un “grano de arena más”, según detallan desde esta vicaría que quiere “contribuir a afrontar tanto dolor y tanta necesidad”.

Según informó la Diócesis de Burgos en un comunicado, los sacerdotes podrán renunciar directamente a parte de su retribución de acuerdo con la administración diocesana o bien donando posteriormente sus correspondientes donativos a las cuentas bancarias de Cáritas Burgos.

La iniciativa ha nacido de varios sacerdotes y ha sido respaldada por una amplia mayoría de ellos. Se convierte así en una colecta conjunta del clero diocesano “para estar muy cercanos de los que en esta pandemia se van a quedar en las cunetas sociales y económicas”.

 

Sacerdotes de la provincia de Burgos renuncian a parte de su sueldo para crear un fondo...
Comentarios