domingo. 25.09.2022

Las visitas guiadas a la Sala Histórica de Navaleno completan todas las plazas dispuestas por la Asociación Retógenes

Los recorridos, con las oportunas explicaciones, se realizaron los días 19 y 20 de agosto en las amplias dependencias del núcleo pinariego.
undefined
Jesús Dolado ante un grupo de visitantes en la primera jornada de las visitas.

La Sala Histórica de la Asociación Retógenes de Navaleno, una de las más grandes y completas en Castilla y León, organizaba en este mes de agosto dos visitas exclusivas a las instalaciones, ubicadas junto a la Carretera de Canicosa en el núcleo pinariego.

Las visitas tuvieron una gran aceptación entre el público hasta el punto de llegar a ocuparse todas las plazas disponibles, respetando el aforo ante la situación de la van a servir para que parte de la población local, y los visitantes que son frecuentes en estos días, puedan conocer las dependencias, que con tanto mimo y tesón han equipado integrantes de la Asociación Retógenes, presidida por Eduardo Robles, y que tiene a Jesús Dolado como vicepresidente.

Precisamente, fue Jesús Dolado el encargado de explicar el contenido de cada una de las salas, procedencia y características singulares de los numerosos elementos que integran la Exposición permanente. “A parte de las dos visitas, estamos dispuestos a continuar enseñando la Sala a todos los que quieran, para lo que pedimos que se organicen en grupos, y no lo soliciten de forma individual”, comenta Dolado.

La  aceptación de la actividad ha puesto de relieve la necesidad de una mayor colaboración por parte de las administraciones públicas, a fin de que los recursos de este espacio puedan hacerse visibles a un mayor número de personas, y que más gente llegue a disfrutar de varias salas espaciosas, que incluyen la historia de La Bandera, Los Quintos, La Guardia Civil, y una biblioteca con más de 5.000 volúmenes de variada temática, entre otros espacios.

La Asociación Retógenes está consiguiendo que representantes de distintos estamentos e integrantes del Ejército tengan en Navaleno y la zona de Pinares parte de su destino para maniobras militares, visitas programadas o ratos de ocio y asueto.

“Están mostrando mucho interés por parte de representantes del Ejército, colectivos que quieren colaborar y otras entidades”, manifiesta Dolado, quien cree que desde el Ayuntamiento se debería de tener claro la importancia que tiene para el municipio, ya que “si estas muestras no se agradecen las acciones se trasladarán a otros municipios”.

Las visitas guiadas a la Sala Histórica de Navaleno completan todas las plazas...
Comentarios