sábado 28/11/20

El ‘Modelo Soria’: un ejemplo de equilibrio entre conservación y gestión de nuestros bosques

Autores:

Pablo Sabín Galán (Director de Cesefor)

José María Barrio de Miguel, Servicio Territorial de Medio Ambiente de Soria

Con motivo del Seminario en riesgos naturales y cambio climático que se celebra con sede virtual en Soria los días 20 y 21 de octubre, y organizado por Cesefor en el marco del proyecto Interreg Sudoe Montclima, es oportuno reflexionar sobre el territorio de Soria y bajo que estrategias o circunstancias afronta los principales riesgos naturales.

El principal riesgo natural que afecta o puede afectar a Soria es sin duda los incendios forestales, pero no son los únicos. También las lluvias torrenciales provocan daños, y la presencia de plagas y enfermedades que afectan o puedan afectar a los ecosistemas forestales son también riesgos a tener en cuenta. Los tres tipos de riesgo, además, presentan un patrón de agravarse con el cambio climático por lo que las estrategias de defensa frente a éstos deberán ser revisadas y adaptadas. Todo con el objeto de crear un territorio más resistente y resiliente ante los efectos del cambio climático.

Los incendios forestales, por su potencial impacto, no solo ecológico sino también económico, así como por su potencial destructor en pocas horas o días, constituyen el principal riesgo sobre el que se asienta la estrategia de defensa territorial. En este sentido el Modelo Soria, constituye un referente en materia de prevención de incendios forestales, y esto no es casualidad. La provincia ha desarrollado modelo de prevención basado en una estrategia exitosa no lo suficientemente difundida. Un caso de éxito del que debe sentirse orgulloso el conjunto de la ciudadanía soriana.

La estrategia se asienta en tres pilares: el monte como generador de recursos, la cooperación y consenso social, y el ataque temprano. Son tres ámbitos en los que Soria de por sí misma destaca y en los que incluso podemos decir que es un referente. Pero lo importante es entender que la estrategia funciona si se mantienen los tres pilares. El desequilibrio en cualquiera de ellos hará que toda la estrategia se derrumbe.

En la provincia de Soria, la gestión forestal con perspectiva multifuncional (integrando conservación y producción)  y generadora de madera, resina y setas, entre otros recursos, forma parte del ADN local. Estos recursos son a su vez generadores de empleo, en el monte, y en la amplia red de industrias locales de primera transformación. Son fuente de ingreso de las entidades locales (incluso de sus vecinos en algunos pueblos) y espacio de disfrute de sorianos y visitantes. El resultado es que el bosque en Soria está mayormente gestionado y bien conservado. Ninguna provincia de España tiene un modelo tan asentado, equilibrado y con tan buen funcionamiento como el de Soria.

La cooperación entre administraciones públicas, la participación del sector empresarial y el soporte de la sociedad civil han generado un entramado difícilmente replicable de gobernanza y consenso social. La Junta de Castilla y León, Diputación Provincial, Mancomunidad, Ayuntamientos y sociedad civil (en algunas zonas de la provincia) han generado un sistema de gobernanza que permite guiar, no sin dificultades en ocasiones, la gestión forestal en el siempre difícil camino que supone la toma de decisiones complejas por lo complejos que son los ecosistemas y más difícil cuando se interconectan con los flujos socioeconómicos. También las empresas locales, el tejido asociativo y Cesefor constituyen un ecosistema de respaldo y mejora continua del propio sistema de gobernanza avalado por la sociedad en su conjunto y único en el territorio nacional.

El tercer pilar lo constituye el ataque temprano. Se sabe que la probabilidad que un incendio se escape del control de los medios de extinción tiene mucho que ver con el tiempo transcurrido entre ignición y la llegada de los efectivos de extinción. En este sentido, Soria presenta también un hecho diferencial frente a otros territorios. La red viaria, gestionada y mantenida en su mayor parte por la Junta de Castilla y León, presenta unas características de extensión y transitabilidad excepcionales que permiten que los medios terrestres acudan rápido y con seguridad a los incendios. A la red de pistas le acompaña la red de torretas de vigilancia y cámaras térmicas automáticas que permiten la identificación rápida de los puntos de humo. A todo ello se le suma el dispositivo del personal de incendios bien dimensionado para un ataque rápido de los incendios.

La reducción de los riesgos intrínsecos al cambio climático requiere revisar cada uno de los tres pilares de forma coordinada. Sobre el primero, a través de la generación de nuevos usos y valor añadido a los a la madera proveniente de pinares (silvestre o negral) sobre los que se concentra gran parte de la economía actual, la búsqueda de alternativas de gestión a otras especies (como los rebollares), y adaptando los aprovechamientos en tiempo y forma a las nuevas circunstancias.  En el segundo pilar el sistema de gobernanza debe mejorar sus procedimientos para mejorar el conocimiento colectivo y crear nuevos esquemas de co-creación para  afrontar decisiones complejas y cargadas de incertidumbres.  En el tercer pilar, será necesario pensar en nuevas estructuras-infraestructuras verdes que permitan compartimentar mejor el territorio y poder limitar los efectos de los incendios que se escapan del control inicial y en las que el apoyo en la ganadería extensiva es fundamental.

Pero estos tres pilares, que constituyen un sistema complejo no exento de problemas y necesidades de mejora continua y adaptación, tienen a su vez la impronta inherente a la rápida trasformación socioeconómica que vivimos. El sector socioeconómico empresarial ligado al medio rural (empresas de selvicultura, aserraderos y otras fábricas del sector forestal) son sin duda la pieza más frágil de la estrategia soriana y deben centrar el foco de actuación para los próximos tiempos. No sólo para evitar su deterioro sino para relanzarlo aprovechando el impulso del desarrollo de la bioeconomía en la provincia y contribuyendo al desarrollo de la provincia en el marco de la sostenibilidad y transición ecológica.

El ‘Modelo Soria’: un ejemplo de equilibrio entre conservación y gestión de nuestros...
Comentarios