domingo 25/10/20

Monte y 'Suerte de Pinos', por Jesús Gómez Puerta

  La desafección comienza con la Ley de Montes de 1957, que nos quita a todos los pinariegos nuestros derechos para entregárselos a los Ayuntamientos, dejándonos a todos con el culo al aire, y la nueva Ley de Montes de 2005 de la Junta viene a ratificar la anterior

   En el nº31 de Tu voz en pinares primera pagina e interiores, hablan de la “suerte de pinos” que pierde fuerza en la cohesión de los pueblos y la Cabaña de Carreteros quiere hacer un manifiesto para la defensa y promoción de un derecho  que consiguieron nuestros antepasados con los pinos de privilegio en estos montes comunales.

   La desafección que hay últimamente en estos pinares en general no viene por la perdida de valor (monetario) de la madera o de pagar impuestos (todos debemos pagar impuestos por nuestro patrimonio e ingresos), sino por la pérdida de valores en la defensa heredada de nuestros mayores y transmitirlo de igual manera a las generaciones venideras. La defensa del monte comunal y el espíritu de la “suerte de pinos” debe ser, además de una forma de vida heredada de nuestros mayores, una enseñanza en valores en los colegios de pinares. Hoy, por ejemplo, tenemos la tesis de investigación universitaria por la joven Sara Rupérez León, de San Leonardo que revela la similitud entre la “suerte de pinos” y el Affouage communal” de Héricourt en Francia (TVP, 31 de julio de 2020).

  La desafección comienza con la Ley de Montes de 1957, que nos quita a todos los pinariegos nuestros derechos para entregárselos a los Ayuntamientos, dejándonos a todos con el culo al aire, y la nueva Ley de Montes de 2005 de la Junta viene a ratificar la anterior. Esto es como el agua fina que va calando con los años y deja que el tiempo diluya nuestros derechos.

  De nada sirven cartas pueblas ni declaraciones de patrimonio universales, si hay Ayuntamientos como el de San Leonardo, que mandan descatalogar (nuevamente) el monte publico comunal, para entregárselo a un grupo suizo o de la ribera para la construcción de un hotel de lujo en el mismo lugar que fracasó el anterior, diciendo que crean empleo (El Covid-19 también crea empleo) y además quieren que les vendan el terreno y si la Junta dice que es escasa (sic) la superficie 3,792 sobre el total del monte (BOCYL Nº 186), apaga la vela y vámonos, (“El negocio de la despoblación”, Julio Llamazares, El Pais 12-9-2020).

   Y ya saben aquel de la Codorniz de los años 60 del siglo pasado sobre Gibraltar,” cuando los ingleses nos devuelvan el peñón lo parcelamos y se lo volvemos a vender”. Pues eso.

   Salud,

   

   San Leonardo, 16 de Septiembre de 2020

  

   Jesús Gómez Puerta

   C/ Laguna Negra, 19

   D.N.I. 72870966-C

  42140-San Leonardo

Monte y 'Suerte de Pinos', por Jesús Gómez Puerta
Comentarios