miércoles 3/3/21

Y vuelve la burra al trigo...por María Andrés, sobre la jornada continua

Hace cosa de un año me presentaba aquí como una vecina de Rabanera del Pinar, madre de una niña de 6 años escolarizada en el C.E.I.P. de Salas de los Infantes, para exponer los motivos por los que la mayoría de los padres y madres de dicho centro no estábamos de acuerdo con la decisión de cambiar la jornada escolar del mismo.

 

     

Pues bien, el año pasado se realizaron votaciones por el cambio de la jornada escolar de partida a continua y el resultado de dicho proceso fue claro. La mayoría quiso seguir con la jornada partida mientras que los partidarios de la jornada continua solo consiguieron 90 votos de entre más de 250 madres y padres que tenemos derecho a voto. El sentir mayoritario fue mantener la jornada partida.

Cuál es mi asombro cuando ahora se convoca, de nuevo, un Consejo Escolar Extraordinario para volver a iniciar un proceso que ya quedo claro hace tan solo un año. Donde el censo de padres debido al escaso número de niños, no se renueva con tanta rapidez.

Como contaba hace un año, se producirán reajustes en los horarios que repercuten en sesiones de estudio menos aprovechadas al quedar más concentradas, reajustes con mermas de recreos, tiempo de descanso y juegos.

Aspectos tan importantes como la socialización, convivencia e intercambio entre iguales también se verán mermadas, en nuestro caso aun mas, al no tener mas opciones de intercomunicación y relación social con niños mas allá del colegio.

El transporte se adelanta por lo que mis hijos -tengo otro niño de casi 3 años que en septiembre de este año también entrará a formar parte del alumnado- estarán más expuestos a un mayor peligro en la carretera por las heladas del invierno, ya que la entrada del pueblo está en umbría y es muy peligrosa.

Habrá también un desfase en el horario de comidas y se resta una hora después de comer, tiempo muy importante para adquirir hábitos y actitudes comunitarias y de crecimiento personal entre los niños y niñas del colegio.

 

Tras conocer el proyecto del centro, me surgen dudas y preguntas:

 

  • ¿Cómo la explico a mi hija que tendrá que levantarse más temprano para poder compartir menos tiempo con compañeros y amigos del cole?; los únicos con los que puede jugar a diario porque no hay mas niños en el pueblo.

 

  • ¿Cómo la explico yo a mi hija que solo podrá jugar con ellos en el recreo ya que después de comer no hay tiempo de juego?

 

  • ¿Cómo la explico yo a mi hija que tiene que volver después de comer a casa y no se podrá quedar con el resto de los compañeros en las actividades extraescolares elegidas, porque el transporte escolar que ella utiliza sale después de comer sin dar opción a usarlo a otras horas diferentes y sin poder compartir extraescolares con sus compañeros?

 

Claro…la solución está en que los padres hagamos esos kilómetros, en mi caso unos 45 de ida y vuelta, para recoger a nuestros hijos y que no usen el trasporte escolar… algo que no todas las familias podemos permitirnos hacer a diario.

 

Después del año que hemos pasado, los niños no se merecen otro cambio que les trastorne sus juegos, comidas, horarios…sus vidas, en definitiva.

 

No queremos un cambio de jornada escolar, nos gusta el horario que tenemos, donde los niños comparten tiempo lectivo y de ocio entre ellos, donde tienen los tiempos de descanso necesario para el mejor aprovechamiento de horas de clase, donde se respetan los ritmos biológicos de nuestros hijos y en el que las familias también tenemos tiempo para mantener y mejorar nuestras relaciones interpersonales.

 

Por todo esto pido de nuevo a los padres, madres y tutores que estén de acuerdo con esta postura, NO ACUDIR A VOTAR para que no se llegue a los dos tercios del censo exigidos por la ley para poder realizar el cambio de jornada escolar.

 

NO A LA JORNADA CONTINUA, QUEREMOS LA ACTUAL JORNADA PARTIDA.

 

Acudir a votar NO es obligatorio, es opcional, por lo que depende de nosotros

 

Seguimos siendo la España Vaciada y merecemos la misma igualdad de oportunidades para nuestros hijos.

Muchas Gracias.

María Andrés Barrios

     

 

     

Y vuelve la burra al trigo...por María Andrés, sobre la jornada continua
Comentarios