viernes. 07.10.2022

Hacia un modelo forestal alternativo y una cooperativa comarcal de autoconsumo

En la última reunión en Neila de integrantes de la junta directiva de la Asociación Repuebla Pinares-Arlanza, integrada en La España Vaciada, se pusieron sobre la mesa las líneas directrices de las que pueden ser prioridades en el desarrollo de estas tierras.

Tras lo que estamos viviendo este verano con el peligro de incendios, la falta de trabajos de limpieza en los montes y  la escasa generación de puestos de trabajo directos, resulta necesario un modelo alternativo forestal, que combine los distintos usos con la explotación maderera, ganadería, agricultura, micología, caza y pesca, turismo…

En Extremadura ha arrancado el proyecto Mosaico, con el objetivo de diseñar una estrategia participativa de prevención de incendios basada en actividades agrícolas, ganaderas y forestales que gradualmente puedan recuperar un paisaje diverso, habitado y con menor riesgo, el denominado  paisaje en mosaico. Con la iniciativa se quiere estimular, asesorar y afianzar iniciativas que generen cortafuegos productivos, que resultan ser porciones del territorio con cultivo, pastoreo o extracción de productos forestales.

En el proyecto mosaico tiene un papel fundamental el personal, a fin de  realizar sesiones informativas, servir de puente con las instituciones locales y regionales, y gestionar redes de trabajo para que tome mayor protagonismo la voz de los emprendedores locales y se superen los inconvenientes que limitan el desarrollo de los proyectos.

Preocupados estamos por la autosuficiencia energética. Es prioritaria la formación de una cooperativa comarcal de autoconsumo, entendida como una sociedad capaz de generar, distribuir y comercializar electricidad de origen renovable. Cualquier particular o empresa se puede unir como socio a la cooperativa a través de una cuota que la asociación utilizará para comprar la energía que van a distribuir entre sus miembros.

Los vaivenes de precios que estamos sufriendo con los carburantes y la electricidad hacen indispensable pensar en alternativas acordes con el mantenimiento del medio ambiente. En la comarca pinariega tenemos unos potenciales naturales que todavía no estamos aprovechando en todas sus posibilidades.

El tercer pilar de este desarrollo que pretendemos para Pinares está en la compensación de este territorio como sumidero de CO2, propuesta para la que ya se han dado importantes pasos por parte de instituciones nacionales y que necesita un empuje por parte de los ayuntamientos de la zona que tienen pendiente una mayor unión, fundiendo propuestas y enfocando reivindicaciones conjuntas.

Hacia un modelo forestal alternativo y una cooperativa comarcal de autoconsumo
Comentarios