lunes. 28.11.2022

"A qué esperas para comenzar a caminar buscando realmente el sentido de la vida?

Todos tenemos problemas. Si no los tuviéramos deberíamos de preguntarnos si realmente estamos vivos. Porque la vida, al fin y al cabo, no es un camino de rosas. Creo que eso lo sabemos todos. Vivir implica caminar tratando de respirar un aire nuevo que nos permita vislumbrar que camino debemos de seguir. Porque de eso va esta historia, de caminar siempre con botas nuevas tratando de entender cuál es nuestro lugar en este mundo. Porque, aunque tal vez  no lo creas, ese lugar existe y sólo puedes encontrarlo tú. Y sí, todos tenemos problemas. Es más, te diría con toda seguridad que en el fondo tenemos los mismos problemas. Tienen mucho que ver con nuestros trabajos, con nuestras relaciones sociales, con nuestras familias y también, y esos son los peores, con nuestra salud. Todos, en un momento u otro, hemos deseado con toda el alma cambiar nuestras vidas. Algo que ocurre cuando la melancolía y la tristeza se adueñan de nuestros corazones no dejando que nuestra alma dirija su mirada en la dirección correcta. El problema sobreviene cuando esa voluntad de cambio que tiene que ver con el presente se aferra a ese pasado que es el que nos hace enfermar. Es entonces cuando saltamos al cuadrilátero sabiendo de antemano que ya estamos derrotados. Sabemos y somos conscientes de que vivir en el pasado o en el futuro es simplemente una ilusión. Es algo así como esa brisa que acaricia tu piel sólo por un instante dejándote un recuerdo de algo que ya se fue, que desapareció. Por eso, cuando los problemas golpean nuestra alma, la voz interior que todos tenemos trata de guiarnos llevándonos al momento presente para tratar de vivir de verdad nuestras vidas. Sólo el ahora importa, ese ahora que todavía nos permite soñar con cambiar esa tristeza y esa melancolía transformándolas en nuevos sueños, deseos e ilusiones. Por eso desde aquí, desde esta humilde columna, te animo a que no pienses más. Deja de pensar. Deja de hacerte daño hiriéndote con pensamientos y sentimientos a los que no pones solución. No pienses, actúa. Muévete. Hazlo y hazlo ya sin dejar nada para mañana, sin regresar a ningún lado buscando respuestas a preguntas in solucionables. Aprende a vivir, sentir, amar, abrazar, besar y soñar pero eso sí, hazlo en el ahora. En este mismo instante. Reflexiona sobre los latidos de tu corazón. ¡Estás vivo! Siéntelo, disfrútalo. ¡Vives y eso es realmente lo único que importa!. Porque quién sabe cuánto tiempo seguirás así. La vida es un regalo maravilloso. Disfruta de ella mientras puedas y seas consciente. Tal vez mañana no estés aquí. La vida es el presente y el camino en el presente es la única solución a tus problemas. Asi que ¿A qué está esperando para comenzar a vivir y caminar?

Puedes conocer mejor a Germán Martínez Rica en su Facebook y en su Linkedin

"A qué esperas para comenzar a caminar buscando realmente el sentido de la vida?
Comentarios