domingo. 03.03.2024
undefined
Reunión entre el Subdelegado y los alcaldes de Canicosa y Hacinas.

Los alcaldes de Canicosa de la Sierra y Hacinas han transmitido al Subdelegado del Gobierno en la provincia de Burgos, Pedro de la Fuente, los cambios que consideran prioritarios en la ejecución de las nuevas depuradoras en la cuenca alta del Río Arlanza. En la reunión, que ha tenido lugar en la sede de la Subdelegación el martes 28 de noviembre, no ha podido estar el alcalde de Castrillo de la Reina, como inicialmente estaba previsto.

Los ediles defienden una propuesta que resulta más "económica y ecológica", y con la que se hará más efectiva la depuración de la red fluvial, como ha airmado el alcalde de Hacinas, José Manuel Rey, quien tras la reunión recordaba la necesidad de abordar el problema de la captación de aguas, esperando que el Ayuntamiento de Salas de los Infantes abandone la alternativa a Castrovido.

Para Ramiro Ibáñez, edil de Canicosa y vicepresidente de la Diputación de Soria, el problema tras la ejecución de las depuradoras es el mantenimiento, por lo que desde las admiinistraciones se tienen que habilitar partidas para poder apoyar los gastos de funcionamiento  en la depuración, dado que los ayuntamientos no tienen capacidad para soportar los gastos sólo con la aportación de las entidades.

El Subdelegado del Gobierno, Pedro de la Fuente, se ha comprometido a trasladar las propuestas de los alcaldes a la Dirección General del Agua en aras a intentar que la depuración integral de la zona alta pueda estar depurada y acorde con los usos que se esperan del río Arlanza.

El Boletín Oficial del Estado publicaba a inicios de noviembre un anuncio de la Subdirección General de Dominio Público Hidráulico e Infraestructuras de la Dirección General del Agua del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico relativo a la aprobación técnica del proyecto de construcción de depuradoras de aguas residuales de los núcleos urbanos del entorno de la presa de Castrovido en el río Arlanza, en la provincia de Burgos.

La inversión económica para las depuradoras alcanza los casi nueve millones de euros para una actuación integral dividida en tres lotes. El primero de ellos  corresponde al 'Saneamiento y depuración de los municipios de Regumiel de la Sierra y Canicosa de la Sierra', presupuestado en 3.305.828 euros. El segundo proyecto es 'Saneamiento y depuración de Quintanar de la Sierra', con un precio de 2.694.607,83 euros y la tercera actuación se encargará del 'Saneamiento y depuración en las localidades de Vilviestre del Pinar, Monasterio de la Sierra y Castrovido', con un presupuesto de 2.825.475,92 euros.

Todos los lotes cuentan con un plazo de ejecución de 30 meses, de los cuales 18 meses corresponden a la ejecución de las obras y 12 meses al período de pruebas y puesta en marcha.

Los alcaldes de Canicosa y Hacinas trasladan al subdelegado las alternativas para la...