lunes. 22.04.2024
Fotografía de Juanjo Pastor
Fotografía de Juanjo Pastor

Agentes de la Policía Nacional han detenido a primeras horas del domingo a un varón de 23 años, vecino de Burgos, como presunto autor material de la muerte de un joven de Valladolid que estaba, en la madrugada del sábado celebrando una despedida de soltero en la Plaza de la Flora de Burgos. 

Sergio Delgado, tenía 32 años y era «una persona muy querida por todos». Un carácter que le hacía estar siempre rodeado de sus amigos y más allegados. Muchos de ellos se encontraban con Sergio en Burgos, donde celebraban la despedida de soltero de uno de ellos. Sergio era diseñador gráfico y trabajaba en Madrid, pero tenía sus raíces en Valladolid.

Sergio Delgado
Sergio Delgado

Pese a que en un primer momento los testimonios recabados en la actuación policial no indicaban que el joven fallecido hubiera sufrido una posible agresión, el análisis forense y las gestiones practicadas por la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Policía Nacional establecieron la posibilidad de que, en la secuencia de hechos que llevó a la muerte del joven, podrían haber intervenido terceras personas.

De esta forma, y tras conseguir identificar a varios de los jóvenes que estaban en la zona en el momento de la muerte, se pudo determinar a última hora de la noche del sábado que la víctima había sufrido un ataque inesperado con un fortísimo puñetazo que provocó su fallecimiento de forma prácticamente instantánea. 

Una vez establecido el carácter doloso de la muerte, a primeras horas del domingo la Policía Nacional identificó y detuvo a un joven de 23 años, vecino de Burgos como autor de la agresión.

En este momento se está investigando la motivación de la agresión, aunque parece que la condición de vecino de Valladolid de la víctima pudo ser el desencadenante. En sus declaraciones, los amigos de la víctima han afirmado que el agresor preguntó al fallecido si era de Valladolid, a lo que este respondió que sí, recibiendo entonces el puñetazo, según el atestado policial, que recoge la misma secuencia de acciones.  El agresor portaba, en el momento de su detención, a primera hora del domingo, "multitud de pasquines del Mancebos BCF", un grupo de aficionados ultra del Burgos Club de Fútbol.

La investigación ha sido especialmente compleja ante la falta inicial de testimonios que hacían presumir una muerte no violenta y la dificultad de identificar a los jóvenes implicados y de que estos recordasen con claridad los hechos, dada la hora en la que ocurrieron y el nivel de intoxicación etílica de muchos de ellos.

Foto de archivo
Foto de archivo

El arrestado será puesto a disposición judicial una vez que se concluya la confección del atestado policial. 

La alcaldesa de Burgos, Cristina Ayala, ha pedido este domingo que caiga todo el peso de la Justicia sobre el supuesto autor del homicidio de un vallisoletano de 32 años en Burgos, sobre todo si se confirma que fue por un delito de odio, ya que al parecer la mortal agresión se debió a que la víctima era de Valladolid. "No se puede consentir que una persona encuentre la muerte al ser agredida por su origen", ha afirmado Ayala este domingo en declaraciones a los periodistas.

La alcaldesa ha recordado que la investigación todavía es "incipiente" y ha ofrecido a la familia de la víctima "todo el cariño" suyo y de la ciudad, al tiempo que ha elogiado el trabajo de la Policía Nacional, que en pocas horas ha localizado y detenido al supuesto agresor.

El Burgos C.F por su parte ha condenado la muerte de Sergio y ha trasladado sus condolencias a su familia y amigos mostrando "su rechazo absoluto a la violencia".

Detenido un joven burgalés como presunto autor de la muerte de un vallisoletano en la...