lunes. 28.11.2022
Con cientos de seguidores en sus redes sociales es uno de los fotógrafos amateur referencia de la comarca. “A veces, en la prensa veo fotografías que ofenden a la vista.”

Fran Benito García: “Me considero un fotógrafo del pueblo y para el pueblo”

Sus fotografías no dejan a nadie indiferente y es que ha conseguido saber cómo captar verdaderamente la belleza de la naturaleza de la comarca pinariega. Sus cientos de seguidores en redes sociales dan buena muestra de ello, disfrutando de imágenes con las que deleitarse de los lugares más bellos de estos pueblos, de sus enclaves naturales más destacados, de la fauna que habita en estos montes e incluso de la micología que nace entre los extensos pinares. Él es Fran Benito García y, aunque se considera un fotógrafo amateur, logra llegar al corazón del que ama la naturaleza con respeto.

A punto de cumplir 50 años, Fran Benito García tiene raíces pinariegas y reside en Soria capital donde trabaja en la empresa Ondara, la antigua Aleia Roses donde han pasado de cultivar rosas a cannabis medicinal. Combina su profesión con el hobby de la fotografía, a la que define como su pasión al mismo tiempo que la naturaleza. “En la comarca de Pinares se fraguó mi amor por la naturaleza. Como suelo decir, casi nací en Covaleda, pero hacía mucho frío y al final nací en Soria en el hospital. En Covaleda vivían mis padres y mis hermanos por entonces. Allí pasé mis primeros seis años de vida, posteriormente nos trasladamos a Barcebalejo, al lado del Burgo de Osma y ahora, desde hace más de veinte años, vivo en Soria capital”, explica Fran, apuntando que “esta comarca es mi segunda casa, crecer rodeado de naturaleza ha sido algo increíble para mí y me marcó como persona.”

Confiesa que su afición por la fotografía surgió tarde, en el año 2014, pero con ganas. “Sólo soy un aficionado, pero con algo de experiencia. Empecé en el año 2014 aproximadamente y a base de días y días, y mucho monte, aprendes muchas cosas, pero sobre todo me siento un naturalista y defensor de ella, intento concienciar a la gente de la importancia de respetar la naturaleza”, señala.

Su primera cámara fue una compacta, luego llegaría otra y otra hasta la actualidad que con una réflex consigue fotografías impactantes. “Mi afición por la fotografía surgió por recomendación de una amiga con la que de broma le digo que ha creado un monstruo. Lo que más me gusta fotografiar es la fauna, sobre todo el rey del bosque, el ciervo; pero como lo que más hay son corzos, y están por todos lados, es más factible verlos. También fotografío aves; para mi ver los animales en libertad es de una belleza indescriptible.”

A parte de la propia fotografía, a Fran Benito le aporta mucho personalmente ver cómo valora la gente su trabajo. “Raro el día que salgo a la calle y no me paran para saludarme y agradecer mi labor, eso me llena más que otra cosa. Me considero un fotógrafo del pueblo y para el pueblo”, confiesa, apuntando que en los medios de comunicación “a veces se ven fotografías que ofenden la vista, lo siento por ser tan directo.”

Asegura Fran que esta zona de Pinares fotográficamente hablando es “cautivadora, tiene un sin fin de posibilidades, sus montañas, cascadas con sus ríos, animales en libertad. Cada día tiene una luz diferente y eso lo hace mágico y especial. Tenemos una masa forestal envidiada por muchos, no tenemos rival a nivel nacional e incluso europeo.”

Le ponemos en un serio compromiso al preguntarle por qué lugar escogería si tuviera que elegir uno sólo para fotografiar de esta comarca y se define embrujado por muchos de ellos. “Son muchos sitios, no sería capaz de quedarme con uno en particular: Castroviejo, los Picos de Urbión, Ambas Cuerdas, las cascadas de Covaleda, Cueva Serena, el río Ebrillos, nuestro pantano de la Cuerda del Pozo… Para fotografiar fauna tengo un sitio que me gusta mucho que es donde hago mayormente las fotografías al ciervo; no procede decir el sitio para evitar el furtivismo. Y es que procuro no decir los sitios y jugar al despiste, ya que el mal no descansa. En la berrea pasada, hasta tres coches se dieron a la fuga al verme con la cámara. Alguien que está con permiso de caza no hace esas cosas. Ya me lleve una decepción muy triste una vez que di la localización de unos corzos y al día siguiente aparecieron los cuerpos sin cabeza. Muy triste.”

received_651432963181629

MÁS DE 4.200 SEGUIDORES

La fotografía le aporta paz y tranquilidad a su vida diaria. “Hay gente que hace deporte o se va al bar, yo me doy mis paseos y si veo algo bonito lo fotografío; pero simplemente el estar respirando aire puro no tiene precio. A parte, considero que publicar mis fotografías en las redes sociales es como una labor social, mucha gente espera mis publicaciones día a día, me siguen más de 4.200 personas en Facebook, sobre todo los sorianos que por diversas causas dejaron nuestra tierra hace años, te lo agradecen un montón, también la gente que por enfermedad o minusvalía no pueden disfrutar de la naturaleza.”

Uno de sus referentes en este hobby es el fotógrafo soriano Felicísimo Verde Ciria, también muy conocido por sus preciosas fotografías.  “Cuando ves  el trabajo de compañeros como Felicísimo, por poner un ejemplo, te quedas impresionado y aprendes mucho de ellos”.

IMPORTANTE, LA HUMILDAD

La clave del éxito de Fran en sus fotografías no sólo está en captar buenos instantes, también en querer transmitir con ellos. Algunas de las sensaciones que pretende a través de su cámara es que al espectador le haga sentir. Para conseguirlo, asegura que la humildad es importantísima. “Para conseguir que una foto llegue al corazón de la gente, lo primero es que vean humildad en esa foto. A veces, lo más simple es lo más hermoso, el momento y el lugar también ayuda, y si lo acompañan unas palabras con sentimiento ya lo tienes todo”, explica, apuntando que lo que más le gusta a la gente es, por ejemplo, “una secuencia de un animal en movimiento o un atardecer rojizo. Los colores de nuestro otoño son inconfundibles, las fotos con niebla también llaman la atención con ese toque que le da de misterio. La gente es muy diversa para sus gustos, puedes poner una foto que para ti es excepcional y no tener éxito y luego que un sitio emblemático, pero fácil fotográficamente, tenga más likes.”

La popularidad de Fran Benito ha crecido en el último año e incluso ha llegado a que una de sus fotografías haya sido elegida para un cartel de fotografía, junto a otras imágenes de otros lugares de España, a nivel nacional. “Es de la cascada de la Ojeda de Covaleda algo verán en nuestra provincia para escoger de vez en cuando nuestras fotografías para ponerlas de portada. A veces nos creemos inferiores a los demás, pero nuestra provincia y la comarca de Pinares cada vez gusta más a muchos países, por algo será.”, concluye.

Fran Benito García: “Me considero un fotógrafo del pueblo y para el pueblo”
Comentarios