domingo. 03.03.2024
Roberto Navarro con el balón entre dos rivales en un campo encharcado. / CÁDIZ CF
Roberto Navarro con el balón entre dos rivales en un campo encharcado. / CÁDIZ CF

La intensa lluvia caída las horas antes condicionó el desarrollo de un partido con un césped encharcado que hacía casi imposible la práctica del fútbol. Era difícil calibrar la fuerza del golpeo balón. No había opción de dar dos pases seguidos y se impuso el fútbol directo.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Un partido histórico para el club de Segunda RFEF, ya que se enfrentaba por primera vez en su historia a un equipo de Primera. Tras superar al Murcia en la primera ronda, encontraron su premio en el sorteo de la segunda eliminatoria. Un partido en el que disfrutar sin complejos ante un rival de tres categorías superior y olvidarse un poco de la marcha en Liga, en la que se encuentran en última posición y enlazan ocho partidos sin ganar (dos empates y seis derrotas). La llegada del Cádiz a Aranda de Duero había llenado de ilusión al municipio, ya que los burgaleses llevaban ocho años sin disputar la Copa.

Las fuertes lluvias que cayeron antes y durante el encuentro en Aranda de Duero dejaron el campo impracticable, con grandes charcos. Los estragos del terreno de juego comenzaron pronto, en un balón atrás de Chust a Aznar, en el que el central se confió y casi acaba en el primer gol de los locales. Mientras en una portería el balón rodaba rápido por el césped mojado y el fuerte viento, en el otro todo era parones en los grandes charcos que se formaron.

Sin tiempo para adaptarse a las deplorables condiciones del campo, llegó el gol de la Aranadina, en un fuerte remate raso de Haji que sorprendió a Aznar. Los burgaleses sabían que tenían mucho ganado si se adelantaban en el marcador. El Cádiz intentaba trenzar sin éxito para buscar la igualada. En cuanto uno de los jugadores de Sergio trataba de conducir el balón, el esférico se quedaba atrás. El partido era una lucha por la supervivencia y por no perder los nervios.

Al Cádiz, al menos durante la primera mitad, le podía salvar un balón parado para conseguir la igualada. En el 34′, Navarro la colgó de esta manera y tras un gran disparo de primeras de José Mari y mejor parada de Adrián, el balón dio en el palo. Fede, perro viejo, estuvo atento para lanzarse con todo y poner la igualada.

En el segundo tiempo, el balón parado era la mejor opción de ambos equipos. En una falta lateral de la Arandina, Pesca remató con la cabeza para poner el 2-1 en el marcador. Los últimos minutos fueron un quiero y no puedo del Cádiz, ante un equipo que se cerró bien, que incluso tuvo ocasiones para matar y que estará en el bombo del sorteo de dieciseisavos.

Ficha técnica

Arandina CF: Adrián, Deiby, Pesca, Jaime, Haji, Vitolo, Santa (Átomo, 92'), Zazu (Carmelo, 68'), Otu (Fer Bajo, 92), Kevin (Raly Cabral, 75') y Ayoub (Frodo, 68').

Imagen

Cádiz CF: Víctor Aznar, Zaldua, Jorge Meré, Víctor Chust, Lucas Pires, Fede San Emeterio (Moussa Diakité, 46'), José Mari (Sobrino, 77'), Robert Navarro (Maxi Gómez, 67'), Brian Ocampo (Momo Mbaye, 67'), Sergio Guardiola y Negredo.

Goles: 1-0 (4') Haji. 1-1 (34') Fede San Emeterio. 2-1 (65') Pesca.

Árbitro: Hernández Maeso. Amonestó al local Vitolo (18') y al visitante Víctor Chust (18').

Incidencias: Partido de la segunda eliminatoria de la Copa del Rey disputado en el Municipal Juan Carlos Higuero ante más de 4.000 espectadores.

La Arandina CF elimina al Cádiz CF en la Copa del Rey (2-1)