sábado. 02.03.2024
Grupo Herce Soria
Grupo Herce Soria

Grupo Herce Soria volvió a la senda de la victoria superando por 3-0 (25-15, 25-23, 25-22) en Los Pajaritos a UPV Leleman Conqueridor, uno de los pocos rivales que había logrado superar a los sorianos en la primera vuelta. Pese a la contundencia del marcador, el encuentro fue muy disputado, con el rendimiento de los valencianos de menos a más, y obligando en todos los parciales a remontar a los hombres de Alberto Toribio. Precisamente los celestes presumieron de capacidad de reacción ante los valencianos, jugando un partido muy serio ante su público. Antes del encuentro, la Asociación Española Contra el Cáncer recordó que este domingo se celebra el Día Mundial de esta enfermedad.

Las premisas del técnico visitante, Marcos Dreyer y su equipo en Soria quedaron desveladas de inicio con un gran nivel de saque (1-3). Los sorianos no se dejaron sorprender y se activaron también en la línea de saque, especialmente con Olalla y Villalba, cuyo trabajo permitió cambiar la dinámica del marcador (6-5). El juego discurrió igualado hasta el 14-10 de los sorianos, que obligaba al técnico visitante a parar el juego. El tiempo muerto no daría respuesta al juego celeste, tampoco el saque visitante volvería a la misma efectividad, mientras que Lorente encontraba con relativa facilidad como hacer daño a su rival, especialmente a través de Bruno Cunha (25-15).

Sin Danger en cancha, Dreyer dio la oportunidad, ahora de inicio, a Carlos Nieves, buscando soluciones en el banquillo. De nuevo, en los primeros compases, los valencianos estuvieron más acertados que los sorianos (2-6). Y esta vez la reacción soriana no fulgurante, sino que tuvo que trabajarse más. En cualquier caso, Cunha seguía siendo un filón para los sorianos que Conqueridor no lograba frenar (15-14). Los sorianos parecían cómodos en la cancha, a pesar de que las diferencias no serían reseñables hasta el 20-16. Y cuando el set parecía encarrilado, Conqueridor, con los hermanos Monfort como referentes, luchaban cada pelota y mejoraban su contundencia para forzar el 21-21. Los sorianos tiraron de acierto, mientras que sus rivales se condenaron con varios errores que decidieron el 25-23.

En el tercer set, los dos equipos se empeñaron en llevar al extremo lo visto en las dos mangas precedentes. Los valencianos iban a llevar la voz cantante durante buena parte del juego, hasta que los sorianos iban a lograr remontar justo a tiempo para sellar el partido. Claro que las sensaciones no eran exactamente las mismas, ahora a los sorianos no se les percibía tan cómodos en cancha, mientras que los valencianos, muy intensos, iban a entrar, por primera vez en el duelo, en un cuerpo a cuerpo más equilibrado. Así hasta el 18-18, la iniciativa en el marcador era visitante. Entonces llegaron los momentos más emocionantes del encuentro, con puntos trabajados y largos por parte de los dos equipos. Javi Monfort era claramente el referente ofensivo visitante, pero no era suficiente para doblegar a un cuadro celeste sólido y fiable durante todo el duelo. Precisamente, a la hora de la verdad, una concesión de Aller y Vicente Monfort en un segundo toque, eran aprovechados por los locales para encarrilar la victoria (25-22).

Grupo Herce Soria exhibe capacidad de reacción para doblegar a UPV Leleman Conqueridor