lunes. 17.06.2024

Si tienes una empresa que está iniciando sus actividades o que por cualquier motivo desea reformarse, seguramente quieras explorar el financiamiento para poder aumentar la productividad, añadir nuevas tecnologías o simplemente mantenerte a flote en el mercado cambiante.

La financiación para empresas asegura una oportunidad para darle vida y crecimiento a cualquier idea de negocios. Si deseas explorar y conocer las formas de financiamiento disponibles, quédate hasta el final para descubrirlo.

Tipos de financiamiento para empresas

Antes de tomar cualquier decisión respecto a tu empresa es importante saber cuáles son tus opciones, pues solo así al final podrás tomar la mejor decisión. En este sentido, podrás elegir entre dos tipos de financiamiento, uno interno que proviene de la empresa, utilizando recursos propios, y un financiamiento externo proveniente de recursos externos.

Financiación Interna

Es un tipo de financiamiento cuyo origen son los recursos de la empresa, también recibe el nombre de autofinanciación y proviene de la actividad económica de la compañía.

Financiación Externa

Es la financiación proveniente de fuentes externas, desde colaboración de socios de la compañía, de entidades bancarias o cualquier fuente de financiación privada. Es una de las maneras de obtener financiamiento de forma más rápida y eficaz.

Formas de financiamiento para las empresas

A continuación, algunas de las formas de financiamiento más usadas en la actualidad:

1. Leasing

Se trata de un contrato de arrendamiento por períodos prolongados de tiempo que ofrece la opción a compra, es decir, la empresa paga el alquiler de los productos o maquinarias y luego si lo desea puede convertirse en el titular tras cancelar la cantidad estipulada en el contrato de leasing.

 

2. Renting

Es un contrato de arrendamiento a largo plazo donde una empresa utiliza un bien, como vehículos, maquinaria o equipos, a cambio de pagos regulares. A diferencia del leasing, no existe la opción de compra al final del contrato. La empresa arrendadora se encarga del mantenimiento y los servicios asociados al bien, ofreciendo así una solución conveniente y flexible para las necesidades de uso de la empresa arrendataria.

3. Fondos de deuda

En este caso la empresa emite una deuda que puede ser pagada por inversores que se convertirán en los acreedores, a los cuales la empresa en un período de tiempo establecido deberá devolver el préstamo junto con los intereses que el inversor haya solicitado previamente.

4. Factoring

El factoring es un sistema de financiamiento donde se cobra por adelantado las facturas de la empresa hacia el cliente, es decir, existe una entidad financiera de por medio que asume el pago de las facturas como un adelanto monetario.

5. Crowdlending

El crowdlending es una herramienta que asegura que una empresa obtenga financiación mediante un grupo de colaboradores que invierten una cantidad de dinero acordado, con una comisión de por medio que representará su ganancia.

Es una excelente forma de obtener financiamiento si lo que se busca es una economía colaborativa a cambio de compensación monetaria o privilegios dentro de la empresa.

6. Ayudas o subvenciones

Es un tipo de financiamiento que ofrecen las instituciones públicas con la finalidad de ayudar a pequeñas y medianas empresas a crear valor y generar empleos. Por lo general, dependen de organismos públicos y son la forma preferida de ayudar a despegar una corporación nueva.

¡Esperamos que esta información haya sido de utilidad para que elijas la mejor manera de llevar a cabo las ideas y proyectos que tienes en mente para tu empresa!

¿Qué formas de financiación existen para las empresas?