jueves. 25.07.2024
undefined
El Consejero Alejandro Vázquez, en su intervención en las Cortes regionales.

En la sesión del martes 20 de febrero en las Cortes de Castilla y León, Soria ¡YA! llevó al pleno un problema que afecta al bolsillo de muchas familias sorianas: el traslado de un fallecido en el caso de morir en un hospital de fuera de la provincia de Soria. El procurador por Soria, Juan Antonio Palomar, preguntó al consejero de Sanidad sobre este asunto y los motivos por los que la Junta de Castilla y León no se hace cargo de este desembolso.

El procurador soriano expuso que, si un paciente es trasladado desde Soria a un centro sanitario de otra provincia de la Comunidad, en el caso de fallecer, es la familia la que debe asumir los elevados costes que supone retornar el cuerpo a su lugar de residencia.

Como respuesta, el consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez Ramos negó la necesidad  y la oportunidad de que la Junta financie este traslado de los sorianos fallecidos mientras reciben asistencia sanitaria en otros hospitales de fuera de la provincia de Soria, aduciendo falta de “racionalidad” y por ser algo que no se encuentra dentro de la carta de servicios sanitarios del departamento de la Junta que él dirige. También justificó que, dar este servicio a los sorianos, supondría una discriminación al resto de castellanoleoneses, según expresa Soria YA en un comunicado hecho

Soria ¡YA! sostiene que, si el Sacyl traslada a unos 10.000 pacientes sorianos al año a otros hospitales de la Comunidad para una atención sanitaria que la Junta no puede o no quiere prestar en Soria, debe asumir el coste de devolver los restos de la persona fallecida con su familia. “No viajamos a los hospitales de Burgos, León, Salamanca o Valladolid por gusto, viajamos porque no nos queda más remedio, y si por desgracia algo no va bien y el paciente fallece, lo razonable es que la Junta asuma el viaje de vuelta, igual que asume el de ida”.

Para Soria ¡YA! su petición no busca que se trate a los enfermos sorianos y a sus familias de una forma diferente, pero “esto no pasa en otras provincias de Castilla y León, donde sus ciudadanos sí tienen disponibles la mayor parte de las especialidades y no es necesario trasladar pacientes con la frecuencia de 10.000 viajes al año. Igual que esos pacientes no tienen que asumir el gasto de recorrer cientos de kilómetros para acceder a un servicio médico. Es otra discriminación más, y por eso lo hemos denunciado en las Cortes, por mucho que les moleste”.

Soria ¡YA! insta a la Junta de Castilla y León a que añada esta ayuda económica en la cartera de servicios médicos de la Consejería de Sanidad, y no solo para Soria, sino para todas aquellas personas que lo necesiten, vivan donde vivan.

La agrupación de electores lamenta que el consejero de Sanidad no muestre empatía ni se preocupe por los problemas reales de los sorianos. “Le invitamos a que viaje a Soria y hable con pacientes que tienen que viajar todas las semanas para recibir un tratamiento o con familias que se están planteando abandonar su pueblo por la falta de pediatras. Así podrá conocer de primera mano la realidad de la sanidad de la provincia”.

Supresión del SERLA

En el pleno que se celebra hoy se va a debatir una moción del Grupo socialista en relación al cierre del Servicio Regional de Relaciones Laborales (SERLA) por parte del gobierno de Fernández Mañueco. En este sentido, desde Soria ¡YA! consideran que esta decisión va a afectar de forma directa al diálogo social, creando conflictos en una Comunidad que siempre se ha caracterizado por la paz social y el entendimiento entre colectivos sindicales y empresariales. “Acuerdo, negociación, mediación, diálogo, colaboración, son signos de progreso. Parece que desde el actual gobierno de la Junta de Castilla y León están empeñados en demoler el diálogo y la paz social. Durante la presente legislatura las palabras anteriores se están reemplazando por otras nada positivas como ruido, bronca, crispación, conflicto y discordia”, señalan desde la agrupación de electores.

Soria ¡YA! señala que hasta hace poco tiempo, diálogo y paz social eran señas de identidad de la Junta de Castilla y León, ensalzadas por anteriores ejecutivos autonómicos, pero también por el actual presidente Fernández Mañueco, que en junio de 2021 dijo: "Mi compromiso con el Diálogo Social es absoluto, mientras yo sea presidente será bandera de Castilla y León.”

Soria ¡YA! lamenta que prevalezcan motivos que no son laborales ni económicos, y que con esta decisión, el ejecutivo de Fernández Mañueco no tiene en cuenta el bien de trabajadores y empresarios, tampoco en la competitividad de las empresas ni en el bien de la economía. La agrupación considera que con esta medida se constata que la Junta no actúa de forma inocua, más bien daña los intereses de los ciudadanos y empresas de Castilla y León.

Soria YA lamenta 'la falta de sensibilidad' del Consejero de Sanidad con los problemas...