jueves 1/10/20

Una parada en el pueblo de Casarejos y su entorno

No se puede ir a al Cañón del Río Lobos sin pararse en Casarejos si vas desde San Leonardo de Yagüe.  Nosotros hemos querido visitarlo y conocerlo un poco mejor.

 

TorcajonCASAREJOSSS (1)
Imágenes de Casarejos y su entorno. /Fotos: Mayka Ramos.

PicsArt_06-27-10.15.56 (2) (1)PicsArt_06-27-10.20.19 (2) (1)PicsArt_06-27-10.20.47 (2)

Este pueblo comparte en su territorio, junto a otros de la zona, el Parque del Cañón del Rio Lobos, no obstante está a tan solo diez kilómetros de la entrada al parque por la parte soriana. Os podéis imaginar que por su situación disfruta de una naturaleza incomparable, con bosques de pino y un sinfín de plantas aromáticas.

El pueblo conserva la arquitectura de los pueblos pinariegos, casas de piedra de mampostería y entramado de madera con adobe  y algunas con la chimenea cónica, la típica serrana. También se pueden ver vistosos balcones de madera labrada.  Destaca su iglesia con su alta torre. De su origen románico poco queda en su exterior, ya que ha sufrido varias reformas, las más importantes en los siglos XVII y XVIII. Su portada es neoclásica. A su interior no pudimos entrar por estar cerrada. Está bajo la advocación de San Ildefonso, celebrándose su festividad el 23 de enero. Ese día se celebra el famoso baile del “Paloteo”. Cuenta también con dos ermitas, la de San Roque y de la Virgen de las Angustias. Casarejos también conserva la tradición de la “Pingada del Mayo”, costumbre muy serrana.

En sus calles vemos amontonados troncos de pinos, y nos hace recordar que Casarejos ha basado su economía en la madera. De hecho el pueblo pertenecía de pleno derecho a la Real Cabaña de Carreteros. Aquellos que con sus yuntas de bueyes acarreaban madera y piedras a otros lugares de la geografía nacional. Hoy sus menos de 200 habitantes ya tienen olvidado aquel oficio.

Torcajon CASAREJOS (1)

EL TORCAJÓN

Después de recorrer el pueblo un vecino nos indica que no podemos dejar de visitar  El Torcajón. Para llegar a ella salimos del pueblo por la carretera SO-920, y a poca distancia nos encontramos la señal que nos indica el camino. El trayecto son casi cuatro kilómetros de fácil recorrido estando bien señalizado. No hay pérdida. Es una pista forestal en muy buen estado. Llegamos a una caseta con mesas para merendar y  unas tablillas nos indican el rumbo.  Al poco el camino se bifurca y cogemos el de la mano izquierda. Al llegar a un cartel que dice Parque del Cañón del Río Lobos seguimos a la izquierda y en seguida nos encontramos con El Torcajón, una sima de unos treinta metros de diámetro y cuarentaicinco de profundidad. Todo el perímetro está vallado con madera para podernos asomar con seguridad. El enclave es fantástico, en medio de un gran pinar nos encontramos con ésta cavidad  que según algunos cobijó al guerrillero Cura Merino en sus contiendas por la zona.

A nosotros nos ha gustado el pueblo de  Casarejos y os invitamos a visitarlo en vuestra ruta al Cañón del Río Lobos, es parada obligatoria.

Texto Vicente Vivancos

Fotos Mayka Ramos

PicsArt_06-27-09.39.14 (2) (1)PicsArt_06-27-09.36.57 (2) (1)

Una parada en el pueblo de Casarejos y su entorno
Comentarios