domingo. 26.05.2024
san patricio 2
Los vecinos del Barrio de San Patricio en la iglesia.

En 2009, el vilviestrino Ángel García Condado decidió homenajear a su barrio a través de un nuevo festejo. Él mismo se encargó de esculpir la estampa de San Patricio con madera maciza y de dotarla de los colores y la indumentaria característica de este santo irlandés. Desde entonces, cada 17 de marzo, un trocito de Irlanda se traslada a Vilviestre del Pinar para honrar a San Patricio.  

A las 12:30 horas del mediodía el vecindario, desde los más pequeños hasta los más mayores, ataviado con sus características capas verdes, se reunieron para dar comienzo a la jornada. Una vez estaban todos presentes, comenzó la procesión hacia la iglesia de San Martín a ritmo de tambor y dulzaina. En el tiempo que duró el recorrido, vecinos de la localidad que acudían a misa, se unieron atraídos por el folklore y la tradición.

procesion sp
La procesión comenzó en el barrio de San Patricio

Como cada año, se celebró una ceremonia eucarística en la que se homenajeó al patrón del barrio. “Recordamos cómo un joven de 16 años nacido en Gran Bretaña, que se liberó de la cautividad gracias a su fe, logra seguir el camino del sacerdocio hasta convertirse en Obispo de Irlanda. Gracias a San Patricio, perdura hasta nuestros días la simbología del trébol y de su particular verde que tiñe las calles del pueblo hoy”. Asimismo, se honró también la memoria de los vecinos que ya no están, pero fueron testigos e impulsores del nacimiento de esta fiesta.

Las más jóvenes también celebraron el día de San Patricio

Una vez finalizada la misa, se volvió a sacar al santo y a las puertas de la iglesia se juntaron todos los asistentes para realizarse una foto junto al patrón. Tras varios minutos de decisión para ver quién se colocaba delante y quién detrás, quedó reflejo, un año más del legado que Ángel dejó en el barrio. Una imagen de familiaridad y unión entre los vecinos que posaban orgullosos de pertenecer a San Patricio.

Tras ese emotivo momento, volvieron a coger al santo en alzas y se pusieron en marcha de nuevo. La jornada no había hecho nada más que empezar y ahora, tocaba lo mejor. Al son de las melodías del folklore castellano bajaron con el santo a la plaza, para que el resto de habitantes pudiera disfrutar de la fiesta y el buen ambiente. Tras varios vermuts y muchos bailes, más de medio centenar de vecinos conmemoraron San Patricio con una comida popular en el Asador Félix y Javier donde el tradicional ajo carretero, las risas y las anécdotas se convirtieron en los protagonistas.

Las calles de Vilviestre del Pinar se tiñen de verde en honor a San Patricio