domingo 20/9/20

El necesario plan estratégico para el turismo en Pinares y El Valle

Asopiva prepara un plan de promoción del turismo en las comarcas de Pinares y El Valle. Es una iniciativa ambiciosa que busca poner en valor los recursos turísticos de un territorio que necesita un fuerte empujón si quiere consolidar su papel como uno de los pilares de desarrollo de estas tierras.

 

 

Para llevar a cabo este ambicioso plan, es necesario definir la estrategia, concretar la demanda con sus perfiles y motivaciones, y se hace prioritario trazar el mapa de la cadena de valor como una red de colaboración estratégica para conseguir objetivos comunes a largo plazo.

Los recursos ahí los tenemos, como si fueran un diamante en bruto: paisajes, micología, caza, infraestructuras y turismo activo, pero hemos de pasar a las experiencias en línea de lo que se está haciendo en otros territorios, ya avanzados en estas propuestas.

Se hace necesario establecer una marca, que actúe como un marchamo de calidad. Es prioritario conocer la viabilidad económica, y se ha de acometer con urgencia acciones de marketing digital encaminadas a conseguir los objetivos.

Para que los distintos pasos puedan avanzar de forma certera, es indispensable una unidad. Tanto en el sector de alojamientos, restauración y servicios, como en el ámbito de ayuntamientos, mancomunidades o agrupaciones de municipios.

Da la impresión de que las escasas propuestas generadas en promoción turística se están realizando de forma aislada, a nivel local o con la agrupación de cinco o seis municipios lo que,- si bien todo suma y puede aportar un resultado positivo-, fragmenta el propósito de una actuación común, y al unísono, y da la sensación de una división que aminora el impacto de una planificación más ambiciosa, además de sujetarse con menores recursos económicos.

Estamos ante un sector muy vulnerable en la zona. Lo hemos visto en el tiempo del estado de alarma por la incidencia de la covid-19, y el cierre durante meses de establecimientos ha supuesto una losa difícil de soportar en una economía de subsistencia que vive de los ingresos de determinados meses. Rebrotes como los del campamento de Salduero enseguida se han dejado notar en cancelaciones, y por lo tanto en reducción de los ingresos.

Recuperemos el espíritu de los noventa, cuando desde la Asociación de Pinares y El Valle se logró unir a un amplio territorio para trabajar en común. De lo contrario, los planes se quedarán atrapados en el deslinde del término municipal.

 

El necesario plan estratégico para el turismo en Pinares y El Valle
Comentarios