domingo 26/9/21

"Juanito es el mejor futbolista con el que yo haya jugado en mi vida"

Di stéfano, uno de los mejores jugadores de fútbol de todos los tiempos, solía afirmar que el mejor del equipo siempre era el propio equipo. El deporte rey en la actualidad nació en la Taberna Freeamsons de la calle Queen de Londres un 26 de octubre de 1869. Ese día se crearon las primeras normas que lo diferenciaban del deporte por excelencia entonces, el rugby. Para Jesús María Heras Terrazas, un niño atlético y espigado el fútbol apareció tan pronto comenzó a caminar. Jesús fue sin duda un niño feliz al abrigo y el amor de sus padres Abilio y Araceli y de sus hermanas Pilar, Marisa y Maribel.

26
Jesús Heras junto a su hijo Jesús y su mujer Lola González en unas vacaciones en Portugal.

“Tuve una infancia maravillosa en mi pueblo, Salas de los Infantes. Éramos niños libres y ejercíamos esa libertad jugando al fútbol en cualquier lugar. Recuerdo que desde muy pequeño podía correr muy rápido y dar grandes saltos. Todavía tengo frescas las carreras batiéndome con Molinero, Fernán, Guerrero y Ruiz mis grandes amigos de aquella época. Al cumplir 14 años continué mis estudios en Burgos. Allí fue donde comencé a practicar atletismo más en serio. Recuerdo aquel subcampeonato en triple salto logrado en Sevilla en 1970 y también el oro un año después en Madrid en la misma disciplina”, explica Jesús. Fueron años inolvidables. Heras compaginaba el atletismo con el fútbol jugando en el juvenil del Salas. Partidos inolvidables en Juncos, un campo a veces de fútbol que se embarraba en invierno y se secaba en verano poniendo a prueba la paciencia, la técnica y las piernas de los jugadores. “Era una gozada jugar junto a grandes amigos como Ruiz, Bombón, Guerrero, Paniego y Tomás Canales entre otros. Llegué a debutar en el juvenil de Castilla y León donde conocí al gran Landaburu que después jugaría en el Fútbol Club Barcelona y en el Atlético de Madrid”, comenta Jesús Heras. Todos sabemos que los sueños al igual que las estrellas parecen inalcanzables hasta que tenemos el valor de volar y tratar de acariciarlos. Por eso, cuando se aproximan hay que dejarlos brillar hasta iluminar el firmamento de nuestra vida.

27 ARRIBA IZQUIERDAEn 1972 Quintano, uno de los directivos del Burgos Promesas (filial del Burgos Club de Fútbol) abre la puerta del fútbol profesional a Jesús Heras, su gran sueño. Costea además sus estudios de Derecho y la pensión en Burgos. “Era la oportunidad de mi vida y la aproveché. Realicé una temporada fantástica en la que además entrenaba con la primera plantilla. Eso me permitió disputar un torneo en la zona norte todos los miércoles en el que competíamos las reservas de los equipos que no jugábamos los domingos. Fue así como pude jugar en estadios históricos como San Mamés, el Sardinero, el Molinón o el Sádar. Eso si, todavía tengo la espinita clavada de no haber podido jugar en el Santago Bernabeu”, matiza.

Así, un año después (temporada 1973/1974) Jesús María Heras Terrazas cumple el sueño de su vida y juega con el primer equipo disputando 17 partidos con tan sólo 19 años. Coincide con Juanito, uno de los mejores jugadores españoles de todos los tiempos. Había llegado a Burgos desde el Atlético de Madrid tras romperse la tibia y el peroné. “Era un fuera de seria con personalidad, carácter, regate y velocidad. El mejor con el que haya jugado. También recuerdo al navarro Ederra, a Olalde, a Requejo y Gómez y la gran afición que había en Salas y su comarca. Fletaban autobuses para ir al Plantío a animarme. Incluso tuve un mote periodístico, el “serrano”.  Yo sí puedo decir que fui profeta en mi tierra”, explica Jesús.

27 ARRIBA DERRECHAAizpuru, Gómez, Lelo, Osorio, Sistiaga, Ederra, Heras, Soroa, Burguete, Navarro y Juanito

Un año después (temporada 74/75) Jesús estaba llamado a ser uno de los grandes jugadores del Burgos Club de Fútbol. Sin embargo, felicidad y tristeza son dos hermanas gemelas que siempre van de la mano. Jesús se lesiona; esteopatía de pubis. Una lesión grave y más en aquella época. Los médicos del Atlético de Madrid y de la Real Sociedad confirman la lesión. Heras deja de jugar y pierde su principal arma, la velocidad. Tras un año difícil y en soledad decide dejar el fútbol definitivamente. Sin embargo, como dice el gran velocista Usain Bolt, en esta vida no puedes ponerte ningún límite porque no hay nada imposible. Jesús estudia INEF en Madrid y un buen amigo le convence para jugar en el Almazán en Tercera División. “Jugué junto con mi gran amigo Fernando Molinero “Bombón” entre los años 1978 y 1980. Y tan sólo un año después Solana, entrenador del Mirandés, se fija en mí y me lleva al equipo que militaba entonces en la Segunda División B. Hice una gran temporada como centrocampista junto a grandes como Maldonado, Haro, Arriola o Muñoz. Betis y Hércules, ambos en primera se fijan en mí, pero yo ya había tomado una decisión, dejar el fútbol”, explica Jesús Heras.

CIRCULO 27Jesús María Heras Terrazas junto a Pedro Montero y Molinero en el Plantío en 1985 en el Real Burgos. 

Aun así el fútbol es una droga sana que nunca desaparece. Solana llega para dirigir al Burgos Club de Fútbol y llama a Heras para trabajar con la platilla como preparador físico. Jesús acepta y permanece en el club entre los años 1981 y 1986 donde coincide con entrenadores de la talla de Astorga, García Verdugo, Irulegui y Kresic. Durante una temporada llegan a coincidir en el Real Burgos Pedro Montero, “Pachetón” y “Moli”, tres de los mejores jugadores que ha dado el Club Polideportivo Salas en toda su historia. “Montero fue un gran goleador. Un killer del área. Pachetón tenía un golpeo de balón increíble y Moli fue un gran delantero y un crak en los espacios pequeños. Fue un año inolvidable en todos los sentidos” matiza Jesús. Irulegui, histórico entrenador del Burgos Club de Fútbol entre 1985 y 1987 le llama para trabajar como preparador físico en el Jerez en la temporada 87/88. Al terminar le ofrecen renovar. Jesús no acepta y regresa a Burgos para continuar su trabajo como profesor de educación física en el Instituto de Comuneros. Después estaría en el Simón de Colonia, el Félix Rodríguez de la Fuente y el Cardenal López de Mendoza hasta su jubilación en el año 2014.

27 ABAJOHeras consigue el segundo puesto en el campeonato de Salto de Longitud celebrado en Finlandia. 

En Atletismo, otra de sus grandes pasiones, Jesús Heras ha sido varias veces campeón de España en salto de longitud. También ha logrado un subcampeonato de Europa en Finlandia en veteranos. Ha sido quinto del mundo en San Sebastián y en Suecia en la misma disciplina. Logró un tercer puesto en Francia en veteranos y un subcampeonato en Finlandia. “También he entrenado a equipos de atletismo en Burgos con corredores de la talla de Madrigal, Alberola o Alfredo Calvo”. A este amante del deporte y de la vida sana y sencilla todavía le quedan sueños por cumplir. Quiere ser abuelo porque todos los que conoce están encantados. Le gustaría perder el miedo a volar para viajar a México a ver a su hermana y a Bremen para visitar a su sobrina. Mientras tanto Jesús le sonríe a la vida sabiendo que es siempre una terapia gratuita y que la paz interior comienza siempre con una inmensa sonrisa. Jesús es sin duda feliz y sólo le pide a la vida una cosa; continuar así...

"Juanito es el mejor futbolista con el que yo haya jugado en mi vida"
Comentarios