lunes. 06.02.2023
Ana María Lozano : “Siento que tengo una gran empatía y afinidad con la gente mayor. He aprendido a escucharles y a percibir sus carencias, añoranzas e incluso la soledad”.

“En el pueblo lo que importa no son sólo los años de vida, sino la vida de los años”

Evitar que la vejez sea el tiempo de la soledad y conseguir que nuestros mayores permanezcan en su casa el mayor tiempo posible, con los mejores cuidados y todos los servicios, es el objetivo marcado por un nuevo proyecto que acaba de surgir en la zona y que se encuentra ahora mismo en periodo de estudio y de investigación para conocer los verdaderos problemas que tiene la tercera edad en nuestra comarca pinariega y evaluar así las necesidades no cubiertas de los mayores para darles una solución.

Para conseguir este reto se ha puesto en marcha el proyecto ‘Envejece en tu pueblo’ donde no ha podido elegirse a una persona más idónea para representarlo. Alguien con una personalidad que cautiva por su fuerza y su gran corazón. Se trata de Ana María Lozano Redondo, una vilviestrina que está siendo la encargada de recorrer ocho localidades y dos pedanías de la zona burgalesa, para entrevistar a sus vecinos más mayores y conocer sus necesidades para que después las instituciones pongan soluciones. El proyecto concretamente se desarrolla en Vilviestre del Pinar, Canicosa de la Sierra, Regumiel de la Sierra, Quintanar de la Sierra, Neila, Palacios de la Sierra, Rabanera del Pinar, Hontoria del Pinar, Aldea del Pinar y Navas del Pinar.


Ana María Lozano nació en Vilviestre y es ahí donde ha pasado toda su vida, confesándose ser una apasionada del mundo rural. “Efectivamente, nací, crecí y aquí sigo. Mi infancia está llena de muchos momentos felices y recuerdos inolvidables que han impulsado la persona que soy ahora. Recuerdos como jugar en la calle con los amigos, charlas con las vecinas que salían a la puerta, las historias que me contaban mis abuelos, la responsabilidad con los animales domésticos que ayudaban al sustento familiar. Todo esto y mucho más es un legado de bienestar que ha contribuido de forma muy significativa a esa esencia rural que vive en mi interior. Así que, con orgullo, puedo decir que mi personalidad esconde y guarda importantes valores de esos que en la actualidad andan algo escasos, pero que para mí han sido un soporte vital para continuar mi vida y mi actividad laboral en el medio rural”, explica Ana María.

SODEBUR Y ASOPIVA
El proyecto que ahora lidera realizando encuestas individuales a los mayores parte gracias a la financiación de la Diputación de Burgos, y a través de Sodebur y Asopiva se firma un convenio de colaboración para el Desarrollo de Actuaciones de Dinamización Económica del Medio Rural.
Ana María explica que el proyecto ‘Envejece en tu pueblo’ consiste exactamente en desarrollar una serie de acciones encaminadas al mantenimiento de la población en nuestro territorio, ya que ésta es cada vez más escasa. “La finalidad fundamental es la de ofrecer al colectivo de la tercera edad una buena y óptima calidad de vida, que incremente su autonomía, fomente hábitos saludables, y permanezca en su vivienda el mayor tiempo posible, potenciando de esta manera su autoestima, sus relaciones sociales y su arraigo. Todo ello contribuye a generar un equilibrio personal en nuestros mayores. Transversalmente, con este proyecto se busca generar la demanda suficiente para que a medio plazo se contribuya a la creación de autoempleo ligado a la prestación de estos servicios contribuyendo a la diversificación económica rural y a mejorar el nivel de vida de la población local”, señala Lozano.
Por el momento, Ana María ya ha realizado varias conferencias presentando el proyecto en varias localidades y realizado numerosas entrevistas puerta a puerta. Las localidades donde aún no se ha acudido serán informadas de manera paulatina. “Mi labor consiste en  realizar encuestas individuales en las que el usuario expresa su opinión respecto al tipo de servicios que mejor se adaptarían a cubrir sus carencias. Las entrevistas se realizan de forma cercana, explicándoles con ejemplos prácticos los distintos servicios que se proponen para una mejor comprensión de sus necesidades.”
De su experiencia hasta el momento, Lozano confiesa que la soledad es una de las cosas que primero percibes en los mayores, “y la mayoría manifiesta que les encantaría permanecer en su hogar hasta el final de su vida.”


ILUSIÓN POR EL PROYECTO
Ana María se siente ilusionada con este proyecto. “Como ya he comentado, soy una mujer rural que me he criado con el amor de los abuelos. Siento que tengo una gran empatía y afinidad con la gente mayor. He aprendido a escucharles y a percibir sus carencias, añoranzas e incluso la soledad. Para mí, los mayores son los creadores del medio y antiguos moradores y me siento orgullosa de poder participar en un proyecto de estas características, ya que me permite contribuir a darles valor, reconocimiento y respeto a su labor. Ellos son los que conocen, saben de la historia, la lucha, la entereza, las penurias y alegrías que han pasado en el pueblo, viviendo siempre en sociedad, en familia, con todos sus habitantes y como bien dice el proyecto se merecen ENVEJECER EN EL PUEBLO como afortunadamente han hecho mis padres.”


VILVIESTRE DEL PINAR
De Vilviestre del Pinar, Ana María destaca “la cercanía con las personas y el trato humano que existe entre vecinos. También destacaría lugares emblemáticos como el Alto el Campo,  Carmona y Cueva los Moros, que proporcionan unas vistas inigualables del pueblo y las campiñas. Otro referente que debo mencionar es Nuestra Iglesia, ya que posee un artesonado realizado con madera de pino de la zona y armado por los propios vecinos jubilados que con gran esfuerzo finalizaron la tarea gracias a la dirección del párroco don Graciano Martínez, y destacando el retablo plateresco dedicado a San Martín patrón del pueblo. Y como no recordar la emoción y la entrega que se brinda en la romería de San Antonio y los buenos momentos que he pasado en las fiestas de La Virgen del Torrejón, en el almuerzo popular que da las fuerzas necesarias para realizar la posterior subida en carro del mayo por los jóvenes del pueblo”.

EMPRENDEDORA Y RURAL
Es, además de una persona amante del mundo rural, una emprendedora y trabajadora nata. “Yo animaría a cualquiera que tuviera una iniciativa. Creo que el medio rural está lleno de posibilidades  y oportunidades que pueden estar al alcance de un buen emprenderor/a. Pienso que en el medio rural existen muchas actividades y oficios que desde la tradición también se le puede dar un aire más moderno y adaptado a los momentos actuales. Lo que sí le diría a la persona emprendedora es que el trabajo está para ser valorado y no regalado. Yo he sido emprendedora y al final  he aprendido que en el pueblo lo que importa no son solo los años de vida, sino la vida de los años”, concluye.

“En el pueblo lo que importa no son sólo los años de vida, sino la vida de los años”
Comentarios