domingo 05.04.2020

El restaurante Piscis de Soria, en profesional, y Arancha Berzosa, en aficionados, ganan la final de 'El Mejor Torrezno del Mundo'

El Concurso ha culminado en El Virrey Palafox de El Burgo de Osma, donde se han dado cita 17 finalistas, entre las dos categorías, con presencia pinariega a través de La Tablada, 
Fernando Arranz (drcha) con el chef de cocina, tras recibir el galardón.
Fernando Arranz (drcha) con el chef de cocina, tras recibir el galardón.

IMG_7946IMG_7944IMG_7921IMG_7919

 Fernando Arranz, en representación del Bar Restaurante Piscis de Soria  ha conseguido hoy llevarse el galardón de 'El Mejor Torrezno del Mundo 2020', en la categoría de profesionales. Arancha Berzosa de Fuentacantos, población cercana a Soria, ha sido la ganadora en la de aficionados.

Por parte de la comarca pinariega, han concursado tres participantes. Restaurante La Tablada de Navaleno y Bar El Hogar de San Leonardo de Yagüe, en profesionales; y Antonio Munera Aylagas, en aficionados.

 El Concurso del Mejor Torrezno del Mundo ha estado organizado por la Marca de Garantía Torrezno de Soria, el único torrezno con etiqueta de calidad, y que busca la mejor “barrita energética” de corteza dorada y crujiente y de magro tierno, rosado y sabroso.

IMG_7942

El jurado ha destacado el equilibrio de las piezas cocinadas en directo. Unos torreznos de corteza dorada con su proporción perfecta de burbujas y crujiente al corte, un magro tierno y rosado y, por supuesto, con un sabor espectacular en boca. Los Mejores torreznos del mundo han sido presentados con la proporción óptima de magro, tocino y corteza crujiente, atractivos a la vista y exquisitos al paladar.En la propuesta ganadora se ha realizado la perfecta sinfonía de estos torreznos, ese sonido que produce el torrezno cuando se corta en la tabla, es decir un crujido seco y elegante.

Arranz, de una familia que viene trabajando muy bien en la gastronomía soriana y que regentan establecimientos como Garrido, Piscis y Casa Augusto,  es la segunda vez que se presentaba a este concurso. Lleva más de 45 años haciendo torreznos, y considera básico “seleccionar bien la panceta para que tenga la proporción perfecta de magro y tocino y que esté bien oreadas”.

En aficionados, lo que ha decantado la balanza del jurado hacia sus torreznos ha sido el uso de una materia prima espectacular, pochada con mimo y que han sido fritos en sartén de forma lenta y pausada, dando unos torreznos de elegante presencia, de brillante y dorada corteza, que crepita al ser partido con el cuchillo y con un magro de carne de rosado perfecto y con un toque graso ideal.

A la final de este año se han presentado 17 finalistas, 11 cocineros profesionales y 6 en la categoría de aficionados, llegados de Castilla y León, Madrid y Aragón, lugares donde el consumo de este producto gastronómico castellano y soriano está muy asentado. Todos ellos, en dos rondas diferentes, han competido en El Burgo de Osma durante esta mañana de 8 de marzo por tan prestigioso título gastronómico, el de ser los mejores cocineros de torreznos del mundo.

Los salones del Virreinato de la Matanza del Hotel Virrey Palafox de El Burgo de Osma ha sido el lugar elegido para la competición, y donde los chefs profesionales y aficionados han realizado una demostración en directo de cómo se ha de elaborar un buen torrezno, y donde el jurado profesional ha realizado una cata a ciegas de cada uno de los platos, donde se ha valorado no sólo el sabor y la textura, sino también la presentación de tan insigne producto soriano, el crujir de la corteza, la suavidad del magro, el sabor y la persistencia de éste en la boca.

El premio para el ganador y finalista de la categoría profesional en la final del 8 de marzo ha sido un diploma y un trofeo, y lo que más les interesa a todos, el distintivo que la Marca de Garantía Torrezno de Soria asigna anualmente al Mejor Torrezno del Mundo, uno de los grandes reclamos hacia el turismo y los amantes de este producto. 

Para el ganador y dos finalistas de la categoría de aficionados hubo tres premios. Para el ganador, un premio llamado 'Un fin de semana muy cochino', compuesto de dos noches para dos personas en el hotel Castilla Termal de El Burgo de Osma y dos comidas para dos personas en el Restaurante Virrey Palafox, trofeo y diploma. Para el segundo clasificado 'Un fin de semana cochino' compuesto de una noche para dos personas en el hotel Castilla Termal de El Burgo de Osma y una comida para dos personas en el Restaurante Virrey Palafox, y diploma. Y para el tercer clasificado, una comida para dos personas en el Restaurante Virrey Palafox junto con diploma.

IMG_7947IMG_7910IMG_7909IMG_7901IMG_7900

El restaurante Piscis de Soria, en profesional, y Arancha Berzosa, en aficionados,...
Comentarios