martes 28/9/21
Crean la Red de refugios de Pinares y Arlanza en la que ya hay más de medio centenar de refugios recogidos por GPS

Refugios de Montaña, las construcciones que hacen del monte un lugar más seguro

Realizar una caminata por el extenso monte de la comarca pinariega y contar siempre con la opción de poder refugiarte y protegerte de las inclemencias meteorológicas en uno de los numerosos refugios que existen en la montaña es, sin duda, una de las cosas que hace aún más especial recorrer y descubrir nuestra naturaleza.

Son refugios que muchas veces se encuentran abiertos para ser utilizados por cualquier senderista en cualquier momento, pudiendo incluso hacer fuego en alguno de ellos y hasta pasar la noche. Con ese objetivo fueron creados hace décadas, pero muchos de ellos también se encuentran cerrados a cal y canto, para evitar el destrozo que muchas veces realizan los más irrespetuosos con las cosas que son de todos, y solo pueden usarse solicitando su llave en los respectivos consistorios.

DSC_0597

La comarca de Pinares cuenta con varios centenares de estos tipos de construcciones, algunos de ellos deteriorados por el paso del tiempo y otros, por el contrario, muy cuidados y recientemente restaurados, suponiendo para sus pueblos, -y para quien se encuentra con ellos-, un ‘pequeño tesoro’ en medio de la naturaleza.

Desde la Junta de Castilla y León, desde el año 2016 se ha invertido en una quincena de refugios pinariegos en la provincia de Soria con una inyección económica de más de 150.000 euros, en su mayor parte procedente de fondos de mejora. Pueblos como Vadillo han llevado a cabo reformas hasta en cuatro refugios, en 2017 en el de La Lagunilla y el de Ramonillos y en el año 2020 en el refugio del Quemado de los Mozos y el de Fuente Somera. También destacan Cabrejas del Pinar con el refugio de Pinos Altos y el de Loma Rasa, San Leonardo con el Refugio del Ojuelo que mejoró en 2016 y el de Cabeza Gorda que lo hizo el año pasado. Uno de los que más inyección económica ha recibido en estos últimos años es el del refugio nuevo de Santa Inés, -zona de Vinuesa-Montenegro- con 44.700 euros, y que incluye torre de vigilancia.

Para este año 2021, la Junta ha aprobado la creación de sólo un refugio nuevo en la provincia de Soria, pero no corresponde a ningún pueblo de la comarca de Pinares. “A día de hoy se está pendiente de la aprobación del fondo de mejoras para poder incluir el mantenimiento de alguno más, pero lo que es seguro es que no va a haber más refugios nuevos”, señalan desde Medio Ambiente.

Uno de los últimos en el que la Junta ha realizado mejoras es el de La Chorlita de Navaleno con una inyección de 19.324 euros el año pasado, con los que se arreglaron el tejado y las ventanas, quedándose en perfectas condiciones para ser utilizado, aunque hace solo unos fines de semana fue objetivo de vándalos que rompieron las ventanas destrozando este emblema local que hace solo unos días fue arreglado nuevamente.

La Chorlita Navaleno

Esta realidad no se queda en Navaleno ni mucho menos, es extrapolable a muchos pueblos de la comarca donde se dan situaciones similares todos los años.

La restauración, importante

La restauración de los refugios es uno de los asuntos que siempre se marca como importante dentro de las actuaciones que realizan los Ayuntamientos para el mantenimiento de los montes. En otras ocasiones, las inversiones no parte de fondos de mejora sino por otras vías, como por ejemplo en las reformas que se llevaron a cabo en varios refugios de Covaleda y Duruelo. En 2014, Covaleda a través de Diputación con fondos del Plan de Convergencia, se reformó el refugio de Bocalprado con numerosas adaptaciones y mejoras en toda su estructura e interior, con el objetivo de que este sitio maravilloso en la sierra de Urbión llegue a ser un punto de referencia de los deportes de nieve y de naturaleza.

En Duruelo, en 2016 se realizó un Programa Dual de Formación y Empleo con seis alumnos donde en sus horas prácticas se llevó a cabo la reconstrucción del interior del refugio Fuente del Berro, uno de los más utilizados de esta localidad por encontrarse en la ruta de comienzo al Pico de Urbión, por Duruelo. Entre las mejoras se realizó un altillo con el suelo de madera, habilitado para poder pasar la noche. En la primera planta se construyeron dos chimeneas, se cambiaron las ventanas y se puso baldosa en el suelo.

Red de Refugios pinariegos

En la aplicación IncendiosCyL, gratuita tanto para sistema Android como Iphone, en ‘Áreas Recreativas’ se pueden consultar todos los refugios, bien viéndolos sobre el “mapa” o bien consultando por municipios “listas”. Además tiene todas las condiciones de uso del fuego en los mismos, que normalmente está autorizado en verano si el refugio está dotado de chimenea con matachispas. Al margen de esta app, en estos últimos meses ha comenzado una iniciativa muy interesante y que será de utilidad para los amantes del senderismo en Pinares. Y es que se está gestando la Red de Refugios Demanda Pinares y Arlanza que puede ser consultada por cualquier persona y en la que, por el momento, hay recogidos más de medio centenar de refugios de montaña, señalizados en Google maps con su geolocalización y con la descripción de cómo se encuentra cada uno de ellos.

Su autor es un hontoriano apasionado por las rutas, Raúl Peñaranda, que durante sus recorridos ha ido creando este mapa que ya es de una gran utilidad para muchos y que, de completarse, sería una importante herramienta para asociaciones de montañeros, senderistas, caminantes e incluso para los organismos oficiales, entre ellos los propios ayuntamientos pinariegos.

La inquietud por el medio natural fue el principal motivo para crear esta Red de Refugios. “Salgo mucho al campo y me gusta con el GPS posicionar lugares interesantes. Manejo mucho software cartográfico, como mapas y ortofotos. Antes de planificar una ruta de senderismo o montaña, analizo las opciones y, cómo no, también los refugios en caso de tener que utilizarlos”, explica Raúl Peñaranda.

Asegura que crear este listado de refugios no tiene un fin concreto, “aunque sinceramente me ha motivado la cantidad de gente que me pregunta dónde pernoctar cuando van a realizar una travesía de montaña de varios días. También muchos de los refugios están preparados para realizar barbacoas y realmente es importante saber de ellos. Hay veces que llegas a uno de ellos y está ocupado, y sabiendo que hay muchos más cercanos puedes ir a otros”, añade.

unnamed

Señala este gran conocedor de refugios, que “hay de todo” en cuanto al estado de estas construcciones. “La mayoría están bien cuidados, sobre todo en pueblos donde se utilizan mucho como merenderos, para hacer barbacoas no como refugios en sí. Y luego, pues también he visto muchos que están mal cuidados en muchos lugares de la comarca y otros incluso en ruina”.

La colaboración de los pinariegos a los que les guste caminar por el monte sería de vital importancia para completar esta Red de Refugios de Pinares. “Toda la colaboración será bien recibida. Aunque la zona que más refugios estoy encontrando es en Pinares, también me gustaría ampliar esta información, este mapa de refugios en la zona de Arlanza y en la Sierra de La Demanda, zona montañosa que sé de buena tinta que hay muchos también”, concluye Raúl Peñaranda.

Con nombre propio. 

Singulares son los nombres que los refugios tienen en nuestra comarca. La mayoría de ellos llevan el nombre del lugar donde se encuentran y pongamos como ejemplo algunos nombres tan peculiares como el refugio Chozo La Barga en Espeja de San Marcelino, el refugio del Quemao en San Leonardo de Yagüe, el del Muchachón en Covaleda, el de la Fuente del Berro en Duruelo de la Sierra, el de Valdelahierba en Navaleno, el de Valhondo en Talveila, el refugio de Valdelpozo en Cabrejas del Pinar, el de las Tenadas de la Sierra en Barbadillo de Herreros, el de Cubillo el mono en Espejón, el de la Casa del Monte en Pinilla de los Barruecos,  o el Refugio Comelobos en Huerta de Rey. Son solo una pequeña muestra de los muchos que podemos encontrar en nuestros montes. 

Refugios de Montaña, las construcciones que hacen del monte un lugar más seguro
Comentarios