martes 30/11/21
Entrevistamos a Teresa Herrera Múñoz ("La Teruca"), gran conocedora de la antigua fiesta del Gallo del barrio de Costana en Salas de los Infantes

"Antes cantábamos y bailábamos por todo Salas con el gallo al compás de la música de los dulzaineros de Arroyo y Terrazas"

Uno de los grandes encantos de Salas de los Infantes son sus fiestas. Además de las de agosto, las de Santa Cecilia y la Inmaculada tienen un enorme interés y devoción. Estamos ante dos festejos muy arraigados en la ciudad milenaria y en ambos se prende fuego a una gran hoguera a la que se conoce con el popular nombre de la ChinadaEn torno al fuego, dador de luz, calor y vida, hundiendo sus orígenes en las celebraciones celtíberas del pueblo Pelendón que habitó estas tierras, y al son de la dulzaina castellana, se baila La Chospona, canción única en el folclore castellano que sólo se puede escuchar aquí. Dice Estrabón sobre las costumbres de los celtíberos: “En las noches de plenilunio, cuando están embriagados, bailan una danza en círculo, al son de la flauta o el cuerno, alrededor del fuego…”.

IMG20211118191721
Teresa Herrera Múñoz (la "Teruca") Señalando una revista de comienzos de los años 80 donde se cuenta el rito de la fiesta del Gallo de Costana (Foto de Germán Martínez Rica).

Hemos querido indagar todavía más para conocer mejor esta fiesta ancestral. Y lo hemos conseguido gracias a una maravillosa entrevista concedida por Teresa Herrera Múñoz, más conocida como la “Teruca”. Oriunda del Barrio de Costana en Salas de los Infantes, la “Teruca” siempre ha participado y colaborado con esta fiesta ancestral considerada una de las más antiguas de España.

image (2)

“Antes íbamos a por las estepas ocho días antes de la fiesta de Santa Cecilia. Usábamos carros, vacas o mulas y todos participábamos arrancándolas y cargándolas. Era muy típico poner un palo con un buzo y rellenarlo con estepas para que pareciera un hombre. Y lo mismo hacíamos en el otro carro, pero en este caso se ponía una falda muy hueca y se rellenaba también con estepas para que pareciera una mujer con un pañuelo. Que yo recuerde no se almorzaba como ocurre ahora, pero si dejábamos las estepas junto al río como ocurre en la actualidad.

image (1)El día antes de Santa Cecilia se encendía la Chinada. A las ocho de la noche comenzaban a toca las campanas durante una hora aproximadamente. Acto que se repetía también el día de Santa Cecilia también. La misa se decía a las doce y se sacaba a la virgen en procesión que pasaba el puente de Costana y daba la vuelta en la esquina de Crespo. El día de Santa Cecilia por la mañana tras salir de misa se hacía el baile del vermut. Ese mismo día por la tarde se hacía el baile en la cuesta de Maximiano y el día 23 se  en la plazoleta donde hoy está el restaurante El Pelayo. Era el primer baile de la tarde.

image (3)El de la noche ya se realizaba en Costana con la Chinada. Para amenizar la fiesta venían los dulzaineros de Arroyo y de Terrazas. El tercer día era la fiesta del Gallo en sí misma. Éramos los vecinos los que comprábamos el gallo al que sacábamos en procesión por todo el pueblo animados por la música. Durante el trayecto hacíamos varias paradas y nos poníamos a bailar al compás de la música de las dulzainas. Antes cada familia cantaba una canción. Yo las recuerdo perfectamente:

IMG_20211119_141640Había una de la familia de la Tori cuyas primeras letras decían así: “Soy nieta de Leonor González, la de las pantorras gordas. Vengo a matarte gallo porque me chospan las pollas…”y otra de la familia de la Tomasa que decía lo siguiente…“Soy hija del tío Saboya, sobrina del Sacristan he pedido una peseta para este gallo entrar”. Le he pedido en la cocina me la tiro al portal, se ha metido ente la leña y no la he podido encontrar”.

"Antes cantábamos y bailábamos por todo Salas con el gallo al compás de la música de...
Comentarios