martes. 23.04.2024
coro fuentearmegil

Los integrantes del coro de Fuentearmegil han tenido la oportunidad de vivir la experiencia más única y de mayor honor que puede tener un coro religioso en la actualidad, cantar en la basílica de San Pedro del Vaticano durante una misa dominical.

Esta hazaña tuvo lugar el pasado 11 de febrero y sin duda dejará un recuerdo imborrable en cada uno de los asistentes que tuvo la oportunidad de estar allí.
El coro de Fuentearmegil es una pequeña agrupación polifónica, que lleva cantando más de una década en esta zona y está compuesta por gente mayor de Fuentearmegil y de varios pueblos de esta zona creando un grupo con integrantes que llegan también de Alcoba de la Torre, Fuencaliente, Zayuelas o Langa.

Su director, el arandino Héctor Díez, trasladaba que los nervios previos al momento de cantar estaban muy presentes, sin embargo, se fueron disipando a medida que avanzaba la misa y el grupo iba superando de manera satisfactoria cada uno de los cantos que tenían en el repertorio. En total, hasta el Vaticano se trasladaron 45 personas entre coristas y acompañantes. Llama la atención un dato que sin duda refleja a la perfección en gran calibre de esta aventura.

Muchos miembros del coro son personas mayores que, en algunos casos, no habían salido de España ni montado en avión. La experiencia ha culminado, además, con esta actuación en, nada más ni nada menos, que la basílica de San Pedro, en el Vaticano, con cientos de feligreses y turistas como oyentes.

El coro seguirá ensayando como hasta ahora y esta experiencia sin duda supondrá un subidón que servirá además para poner en valor el trabajo y la importancia de los coros en los pueblos, que son una parte fundamental de cualquier misa, un rito que sigue muy arraigado en las localidad de nuestra comarca y de España. Una de las anécdotas más llamativas del viaje se dio durante el vuelo de vuelta a España, cuando el director del coro se situó en el pasillo central del avión y comenzó a dirigir a los coristas durante los cantos.

Parte de la tripulación afirmó que, en 20 años de carrera, jamás había visto un concierto en pleno vuelo y decenas de teléfonos móviles inmortalizaron tan curioso momento.
En definitiva, esta experiencia es un sueño cumplido para los coristas que conforman este grupo musical.
Durante el viaje y su estancia en Roma y en el Vaticano fueron muchos los conocidos y la gente que se acercó hasta la basílica para saludarlos, tras haber visto la noticia en diferentes medios de comunicación.

Por todo ello, desde TVP queremos dar la enhorabuena a este coro de la España Vaciada, que son un ejemplo de trabajo y de constancia y nos han dado una importante lección: los sueños, si se desean, pueden llegar a cumplirse.

El coro de Fuentearmegil cantó en la Basílica de San Pedro del Vaticano