jueves 26/5/22

Arranca la nueva nueva temporada del turismo en Pinares: ¿Nos lo vamos creyendo?

Si un vecino de la comarca pinariega,- de aquellos que se marcharon a Argentina en los años 60 del pasado siglo-, regresara a la tierra que le vio nacer, asistiría atónito a la evolución que ha tenido el turismo en los pueblos de este territorio que enmarcamos como Pinares.

Más alojamientos, más museos, nuevos centros de interpretación, más restaurantes, campings y áreas para autocaravanas. En general, no llegaría a conocer estos sitios, y pensaría haber llegado a otro rincón del planeta.

Con la Semana Santa se abre la nueva temporada turística de Pinares. Los alojamientos se preparan para una etapa que se antoja diferente. Con más visitantes, nuevas propuestas y mayores actividades capaces de absorber la demanda de los turistas, estamos ante uno de los sectores con más `posibilidades de futuro. No estamos siendo capaces de atraer empresas, pero si conseguimos hacer del turismo una mayor fuente de ingresos.

El nuevo hotel ‘El Cielo de Muriel’; las obras en el Camping Urbión junto a La Cuerda del Pozo; La Serrería y el incipiente proyecto de Museo de la Carretería en Molinos de Duero; el nuevo hotel en Duruelo de la Sierra; la ampliación y mejora de El Pozo en Salas de los Infantes, la ampliada y mejorada estructura en el Desfiladero de La Yecla,  la nueva gestión en hoteles y servicios de Quintanar de la Sierra, San Leonardo de Yagüe y Vilviestre del Pinar son algunos de los exponentes de una nueva era en el turismo comarcal, a lo que se une el diseño de nuevos trazados en senderos y rutas, más empresas de servicios  para realizar actividades por el entorno y un mejor aprovechamiento del tiempo de ocio en el marco del turismo de naturaleza.

Sin embargo, y a pesar de la gran cantidad de puestos de trabajo que crean estas infraestructuras y servicios orientados el turismo, no estamos logrando que este recurso se convierta en un yacimiento de empleo permanente. Es muy destacable en los meses de verano, y se ha logrado extender en parte hacia el otoño, pero no fijamos más población con estos trabajos, pues siguen siendo temporales, precarios y, muchos de quienes los gestiones, siguen viviendo en las ciudades, y, sólo se desplazan al alojamiento, recinto o espacio, para las horas del trabajo.

Viendo como evolucionan otros sectores, debemos ser capaces de sacar más rendimiento a la actividad turística. Hemos dado pasos firmes y ha habido avances notables, pero nos falta más profesionalidad, medios, unión y aprendizaje. Si no hacemos de esto una gran recurso, otras zonas con similares características nos sacarán la delantera.

Arranca la nueva nueva temporada del turismo en Pinares: ¿Nos lo vamos creyendo?
Comentarios