viernes 25/6/21

Por un mayor realismo hacia las reivindicaciones en el mundo rural

El abad del Monasterio de la Comunidad benedictina de Silos, Lorenzo Maté, aprovechó la presentación del nuevo parque natural 'Sabinares del Arlanza-La Yecla' en el antiguo jardín de La Botica de Silos para reivindicar servicios como Internet en el conocido pueblo de Santo Domingo.

 

La intervención de Maté fue clara: "si no hay internet, no hay turismo sostenible". Pidió el Abad a los políticos presentes que "sean realistas", a la hora de planificar y llevar a cabo los proyectos que tienen su destino en el mundo rural, y habló de "interés, constancia y realismo", recordando que "sio no se hace algo para que la gente venga, iremos a menos".

Las palabras de Lorenzo Maté ejemplifican muy bien la necesidad que tenemos de hacernos oír, y que estas zonas rurales, concebidas como 'España Vaciada’ para unos, y 'España de las oportunidades’ para otros, puedan dar a conocer sus carencias, sus posibilidades y sus proyectos de futuro para revertir la situación actual, que ya se hecho insostenible en algunas zonas para el futuro de los pueblos.

El importante trabajo que están haciendo las plataformas de vecinos, colectivos y gente implicada en general en la vida de los pueblos, está dando visibilidad al problema de la despoblación. Estamos haciéndonos reales a los ojos del mundo urbano. Hemos logrado abandonar el mensaje lastimero y aportar soluciones a este enquistado problema.

Prueba del compromiso con un futuro esperanzador es la presentación en el Congreso de los Diputados del nuevo modelo de desarrollo económico del pasado 25 de mayo. Ya no se nos puede decir que estamos faltos de ideas. Ya hay un decálogo de propuestas, un camino bien señalizado que debemos recorrer, una ayuda para quienes estén dubitativos de ‘por donde empezamos’.

Al afán por difundir el problema  e intentar buscar soluciones se suma la nueva edición de Presura. El elenco de representantes de distintos partidos, instituciones y organismos es una prueba de que queremos contribuir a esto cambie. Sólo, - y no es baladí-, nos falta pasar de expresiones, sensibilidades y divulgación a los hechos que puedan ejecutar, en la práctica, lo que estamos abordando en distintos foros.

Que el Abad del Monasterio de Silos no tenga que reclamar más realismo, sería un buen síntoma.

Por un mayor realismo hacia las reivindicaciones en el mundo rural
Comentarios