jueves. 25.07.2024

La incertidumbre que se cierne sobre las hipotecas mantiene en vilo a buena parte de la población, en especial a la cohorte más joven, que  cada día ve como se van inflando los tipos de interés hipotecarios, situándose actualmente el Euríbor en un 3,4 %. Este dato, que a priori puede parecer inapreciable, arroja una realidad bien diferente, ya que las hipotecas variables están encareciéndose hasta en 400 euros en los últimos meses.

Este repunte supone que muchas personas que tenían sus cálculos la hechos, tengan que volver a sacar la calculadora para poder hacer frente a este sobrecoste, que ya está produciendo serios problemas económicas a muchas familias.

Así, quien contrató en febrero del año pasado una a tipo variable de 150.000 euros a 30 años, con euríbor a +0,99% de diferencial, verá cómo su cuota aumenta de los 459,06 euros que pagó hasta ahora a los 750,31 euros que pagará al menos hasta que le toque la siguiente revisión, en febrero del año que viene.

Por si esto fuera poco, desde Europa las previsiones no son para nada halagüeñas y se espera que en el mes de marzo este tipo de interés cierre en un 3,5%, lo que hace pensar que en el mes de abril se llegue hasta el 4%.
El hecho de que las hipotecas estén encareciéndose de tal manera en tan poco tiempo, provoca que mucha gente opte por alquilar de cara al corto y medio plazo, esperando que el Euríbor vuelva a estabilizarse para no tener que dejarse una gran cantidad de dinero pagando únicamente intereses.

LA SITUACIÓN EN SORIA

En el caso particular de Soria, según trasladaban a este medio desde la inmobiliaria Alto Duero, la situación por el momento no es grave pero tiende hacia paralización del mercado inmobiliario. La principal razón de que aún no haya explotado la burbuja es porque la gente aún está haciendo uso de remanentes de liquidez, pero de continuar así el panorama, lo más seguro es que la demanda baje y el mercado se paralice, afectando también a la construcción, que verá como de nuevo vuelven a quedarse pisos vacíos. Por el momento, la construcción de viviendas avanza en Soria. Un ejemplo es el avance en las urbanizaciones de la U-25, que se posiciona como la zona más cara de la ciudad, en contraposición con la zona de San Pedro, la más próxima al río.

Desde la inmobiliaria han indicado que respecto al alquiler, éste se ha disparado en la capital, motivado por la llegada de funcionarios a la cárcel.
Además, la tendencia de la población más joven es la de optar a la compra de pisos baratos de alrededor de 70.000 euros, que en muchos casos suelen ser pagados al contado para evitar tener que pedir préstamos hipotecarios. En estos casos, estos pisos no suelen convertirse en el tiempo en la primera vivienda, sino que en muchos casos se ponen en alquiler mientras se busca una vivienda que sea la definitiva.

LA SITUACIÓN EN BURGOS

En el caso de Burgos, la provincia cerró el 2022 como el mejor año para el sector inmobiliario desde la crisis del ladrillo del 2008. En total en la provincia se vendieron casi 5.000 viviendas. Además, actualmente existe una significativa tendencia hacia las viviendas de segunda mano, que el año pasado acapararon el 75% de las operaciones de compraventa. Atendiendo al último mes con registros, el de febrero, el precio de la vivienda en venta en la ciudad de Burgos se sitúa en prácticamente 1.600 euros por metro cuadrado y en 8,14 euros por metro cuadrado en las viviendas de alquiler.

En este sentido cabe mencionar que alquiler de un piso en Burgos cuesta ahora casi 200 euros más que hace 8 años, pasando, para un piso medio, de los 477 euros de alquiler, hasta los 657. Por localizaciones, el alquiler de la zona de Villimar y San Cristóbal se consolida como el más barato de la ciudad de Burgos. Si avanzamos a las zonas con el alquiler más caro de Burgos, nos encontramos con el Casco Antiguo, el Centro y la Zona de las Universidades. 

Según los datos con los que trabaja un conocido portal inmobiliario, en nuestra comarca hay actualmente 182 casas y pisos pendiente de compra. Haciendo referencia al alquiler, son 8 las viviendas susceptibles de recibir alguna oferta para ser ocupadas. 

En definitiva, el mercado inmobiliario está experimentado actualmente cambios que tienden a afectar los bolsillos de la clase media, donde muchas familias que habían pedido una hipoteca el año anterior, ahora están viendo como su hipoteca a tipo variable está creciendo, lo que provoca que se tenga que hacer uso de la calculadora para poder cuadrar todos los gastos mensuales. También el alquiler está subiendo y no parece que vaya a tocar techo en un corto o medio plazo.

El alza de los tipos de interés hipotecarios mantienen en vilo especialmente a los...