viernes 15/1/21

Diciembre

A estas alturas toca, como siempre, hacer balance

Los minirrelatos de Patty
Los minirrelatos de Patty

Este año me ha pillado el toro, y aún no tengo puestos los adornos navideños. Es raro en mí, porque normalmente en el puente de Diciembre, me gusta colocar todo. Pero este año está siendo tan raro, que nos ha quitado hasta las ganas.

A estas alturas toca, como siempre, hacer balance. Pero, ¿qué balance vamos a hacer, si este año se ha resumido en miedo, tristeza, incertidumbre…? Ni un nuevo proyecto, ni una nueva ilusión…

Sin embargo, tengo claro que no voy a dejar que nada de esto me desanime. Por supuesto que vivo mis duelos y mis miedos, pero pienso con esperanza en el futuro porque esto, como todo, pasará.

Así que los planes tendrán que ser para un plazo más largo, no diré: “el año que viene voy a…”, quizá tenga que ser: “dentro de dos años haré…”, pero llegarán, y esto será solo una pesadilla que nos cambió y, espero, nos hizo mejores.

Cuando la normalidad vuelva, no la nueva, sino la de siempre, prometo disfrutar más de los momentos en familia. Mejor dicho, habrá más momentos en familia.

Prometo no dejarme vencer por la pereza, y dedicar los fines de semana a salir al campo, a viajar, visitar sitios nuevos llenos de belleza, que están esperando ser descubiertos.

Prometo quedar con aquellos amigos a los que hace tanto tiempo que no veo, incluso con los que hace mucho que no hablo, para que sepan que, a pesar de todo, me acuerdo mucho de ellos, pero que a veces el ritmo de vida no me permite parar a tomar ese café pendiente, que quedó frío hace ya meses…

Prometo hacer todo aquello que siempre quise hacer y no me atreví o no hice por falta de tiempo: apuntarme a aquel curso, visitar aquel museo, pasear tranquilamente, solo disfrutando de la ciudad a mi alrededor.

Este año no voy a decir que me apuntaré al gimnasio o que perderé esos kilos de más. A la fuerza hemos sido más conscientes que nunca de que la vida es frágil, así que el único propósito de año nuevo que me marco es el de disfrutar cada pequeño instante, cada momento, atesorar momentos con cada una de las personas con las que esté. En una palabra, VIVIR.

Diciembre
Comentarios