sábado. 15.06.2024
La opinión de
Guadalupe Fernández

Guadalupe Fernández

Desde Neila

Vidas centenarias

Es fácil celebrar acontecimientos históricos centenarios y descubrir territorios con capas milenarias en sus estratos fosilizados.

Un servicio público rural necesario

Estamos en plena primavera y explosionan todos los colores que conmocionan nuestros sentimientos hacia los parajes que nos rodean con sus plantas, arbustos y árboles teñidos de diferentes pigmentos y su floración armónica y gratificante.

Resucitamos a la primavera

Ha transcurrido la Semana Santa en medio de un temporal nefasto para la celebración de los diferentes actos litúrgicos callejeros con procesiones engalanadas con ricos atavíos y acoplamientos humanos de encumbradas tradiciones.

 

Las raíces de la vida

Un sol venturoso rasga las sombras y dora las paredes de las casas en las primeras horas de la tarde en un tiempo no primaveral.

 

El reto de la adversidad

Gastamos las horas del presente en mercancía de futuro para cuando el tiempo cambie, o para cuando se mude cualquier otra circunstancia social o personal.

 

Una ausencia irreparable en mi vida

Pido perdón por este personal desahogo. Me pongo a teclear las letras en el ordenador tratando de encontrar las palabras adecuadas para escribir mi intenso dolor emocional tras el fallecimiento de mi marido, Jesús Almaraz.

Sabemos hablar, leer y escribir

En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor.

 

Mirando al horizonte

Tengo el hábito de observar el perfil montañoso lejano en los días rasos cuando el ocaso deja separados en una sola línea el cielo y la tierra sin otros matices.

El veranillo de San Miguel extendido en octubre

Los calores veraniegos se han extendido este año hasta el mes de octubre. No existe interrupción climática entre el verano y el “veranillo” excepto en la temperatura nocturna.

Camino de vuelta

Estos tiempos veraniegos los vivimos cuajados de fiestas. En mitad del mes de agosto se han celebrado las festividades de la Virgen de la Asunción y San Roque en muchos de nuestros pueblos de Pinares.

Están llamando a la puerta

Suena la aldaba con un sonido intermitente y vibrantes golpes en la puerta. Uno de los moradores de la casa pregunta: ¿Quién va? Nadie responde. Se oyen voces en la calle.

 

 

 

Citas médicas

He pasado tiempo sin mirar la hoja del calendario donde estaban signadas las fechas de citas médicas en Madrid. Nada menos.

 

Al encuentro con el bienestar

No sé si la educación que hemos recibido y la que se practica en la actualidad redimen las deficiencias en nuestras relaciones humanas.

 

             

Promesas, promesas....

“Puedo prometer y prometo…” es una famosa frase usada por Adolfo Suárez en su discurso ante las elecciones generales de 1977 que ha trascendido a la historia de los eventos políticos.

Alzar la mirada hacia un porvenir eficiente

Según García Lorca, “el más terrible de los sentimientos es el sentimiento de tener la esperanza perdida”. Aún en mis edades tardías quiero levantar la mirada y el ánimo hacia otros horizontes de mayor ilusión en la repoblación rural. Nada es imposible.

Urge aprender de la naturaleza

En el tránsito de mi vida como Maestra de Escuela debo reconocer que en mi didáctica de la enseñanza de los diferentes conocimientos primarios he valorado los hábitos de comportamiento tanto como el aprendizaje de la materia.

Llega la primavera

Un sol venturoso rasga las sombras y dora las paredes de las casas en las primeras horas de la tarde.

Mi pinar está enfermo

Singularizo el titulo de este escrito porque nunca seré yo sin mis raíces. Mis orígenes están unidos al pinar de Neila, nombre que también llevo en las entrañas.

Al son de las campanas

Conocemos bien los diferentes tañidos de las campanas de las torres de nuestras iglesias. Sabemos de los volteos en los días de fiesta mientras discurren las procesiones y rezos callejeros.

Estrenamos calendario

Iniciamos un año más en el camino de nuestras vidas y es mi deseo dejar escrita la palabra “felicidad” para todos mis paisanos.