viernes 29.05.2020
La opinión de
Guadalupe Fernández
Guadalupe Fernández Desde Neila

A vuelta con las obsesiones

Sin obstáculo para hablar en próximas ocasiones del mundo juvenil en nuestros pueblos, hoy sigo hablando de las personas de cierta edad con lo que me afirmo en una obsesión: escribo para las vidas ya hechas como hice en mi artículo anterior.

 

 

Hablemos de mayores

Vivimos en ese período de nuestra existencia próximo a la orilla del “Mas allá”.  

Llegó la nieve

Han sido los días de enero generosos en la calidez de las solanas donde se han abrigado las gentes ávidas de la tertulia y del reencuentro social.

Un poco de humor

Ejercía yo mi primera experiencia como docente en una escuela unitaria de un pueblo poco habitado.

Año Nuevo

Querido Año 2018: Una bonita cifra la de este año terminada en los dos dígitos de la adolescencia para obtener la mayoría de edad: dieciocho años. 

 

Las otras sequías

En este otoño de sequía una raya divide las sombras profundas de los valles y las cumbres doradas que perforan un cielo azul intenso y transparente. 
  

Mi mensaje a los pueblos olvidados

Queridos pueblos olvidados:  Decía Miguel Delibes que el hombre está relacionado con la Naturaleza y no con los bloques de cemento de las ciudades.

Hablemos de tolerancia

Aún queda mucho por hacer aunque somos un país adelantado en la tolerancia con los “diferentes”. Nos importan las personas.

La vida rural a escena

Estamos de moda. La vida rural se desangra desde hace mucho tiempo con un diagnóstico de extrema gravedad.


 


 

Mujer de pueblo

Conocemos por experiencia las connotaciones que arrastran estos dos sustantivos unidos en un solo sintagma nominal: Decir mujer pueblerina suena a provocación, a insulto, a desafío, a una risa fácil.

De la bulla al silencio

Últimamente se publica en los medios informativos como un hecho relevante el descubrimiento del vacío en la España rural.

 

 

Estrenamos el año 2017

Creo que todos hemos intentado entrar en este nuevo año con el pie derecho. 

 

Y llegó el otoño

La estación otoñal, desde siempre, me llena de melancolía y por entre los pinos percibo rumores de soledad. 

 

Carta abierta a los pueblos de Pinares

Hoy no deseo otra opinión que el de reconocerme el deseo de ser una amiga de toda la gente de mi tierra en este viaje de la comunicación escrita.

Predicar y sembrar trigo

“Que una cosa es predicar… y otra sembrar trigo”.  “Menos hablar y más hacer”…

 

Cada uno en su lugar

Me nació siendo niña un cariño especial hacia los animales que circundaban por mi casa, o por los entramados de las calles, o apacentando por los montes. 

Soy de pueblo

Y mis antepasados. Y los antepasados de mis antepasados. Por generaciones.

La tercera edad y la juventud

Asentados en nuestras jubilaciones queremos encontrar un futuro para generaciones venideras en nuestras tierras siempre olvidadas.